Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close
In English

Tratamiento para la Artritis y Otras Enfermedades Reumáticas Pediátricas

Tratamiento de la artritis y otras enfermedades reumáticas:

Desgraciadamente, no existe cura para la enfermedad reumática (a excepción de la artritis infecciosa, que se puede curar con antibióticos si se diagnostica o se detecta a tiempo). El objetivo del tratamiento consiste a menudo en reducir el dolor y la inflamación, y en garantizar que la articulación funcione correctamente. Cada plan terapéutico diseñado por el médico debe estar específicamente adaptado al tipo de enfermedad reumática del paciente, así como a su gravedad. Los planes terapéuticos suelen incluir tanto estrategias a corto plazo como estrategias a largo plazo, entre las que se incluyen las siguientes:

Alivio a corto plazo

  • Medicamentos
    los medicamentos a corto plazo contra el dolor o la inflamación pueden incluir analgésicos como el paracetamol, la aspirina, el ibuprofeno u otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides.
  • Frío y calor
    la aplicación de frío o de calor sobre las articulaciones afectadas depende del tipo de artritis y de las recomendaciones de su médico. Se puede conseguir un alivio temporal aplicando calor húmedo (baño o ducha caliente) o calor seco (paño caliente) sobre la articulación. También se alivia el dolor colocando una bolsa de hielo envuelta en una toalla sobre la articulación. El frío también ayuda a disminuir la hinchazón. Sin embargo, las personas que tengan mala circulación no deben utilizar hielo. Antes de aplicarse frío o calor, consulte a su médico acerca de qué es lo más conveniente en su caso y el tiempo que debe durar la aplicación.
  • Inmovilización articular
    la utilización de una tablilla (férula) o aparato ortopédico puede contribuir al descanso de la articulación y protegerla de daños mayores. Los bastones, las muletas, las andaderas o los aparatos de apoyo con asideras muy largas o muy anchas pueden ayudarle a eliminar estrés en algunas articulaciones.
  • Masajes
    el golpeteo suave o el amasamiento de los músculos doloridos pueden incrementar el flujo de la sangre y dar calor al músculo.
  • Estimulación eléctrica transcutánea de los nervios (su sigla en inglés es TENS)
    con la utilización de un pequeño aparato que emite suaves impulsos eléctricos a las terminaciones nerviosas que están bajo la piel en la zona de la articulación dolorida se puede aliviar temporalmente el dolor. El TENS bloquea los mensajes de dolor para que no lleguen al cerebro, con lo que se modifica la percepción del dolor.
  • Acupuntura
    la acupuntura, realizada por un terapeuta acupunturista licenciado, consiste en la utilización de pequeñas agujas que se insertan en puntos específicos del cuerpo. Al parecer, la acupuntura estimula la liberación de productos químicos naturales elaborados por el cerebro o el sistema nervioso para aliviar el dolor.

Alivio a largo plazo

  • Medicamentos
    existen varios tipos de medicamentos que se pueden utilizar a largo plazo para reducir el dolor y los síntomas; algunos de ellos son los siguientes:
    • Antinflamatorios no esteroideos
      estos medicamentos, como la aspirina o el ibuprofeno, ayudan a disminuir el dolor y la inflamación.
    • Medicamentos que modifican la enfermedad reumática
      estos medicamentos, que deben ser recetados por un médico, pueden interferir en el curso de la enfermedad haciendo que progresen más lentamente e influyendo o corrigiendo las anomalías del sistema inmunológico relacionadas con la enfermedad. Algunos ejemplos de este tipo de medicamentos son el metotrexato, la hidrocloroquina, la penicilamina y las sales de oro.
    • Corticoesteroides
      los corticoesteroides son medicamentos que contienen hormonas para tratar las enfermedades reumáticas. Estos medicamentos, como por ejemplo la prednisona, pueden administrarse por vía oral o mediante una inyección.
  • Reducción del peso
    el sobrepeso pone más tensión sobre las articulaciones que soportan el peso del cuerpo, como las rodillas o las caderas. Se ha demostrado que si las personas obesas consiguen adelgazar se reducen sus posibilidades de padecer algunos tipos de enfermedades reumáticas, entre ellas la osteoartritis.
  • Ejercicio
    ciertos ejercicios, como nadar, pasear, la gimnasia aeróbica suave y ejercicios de rango de movimiento amplio pueden contribuir a aliviar el dolor y la rigidez de las articulaciones. Los estiramientos pueden ayudar a mantener flexibles las articulaciones.
  • Cirugía
    en casos graves de enfermedad reumática, la cirugía puede ser necesaria para reparar o sustituir una articulación. Existen dos clases principales de cirugía para la artritis y otras enfermedades reumáticas:
    • Cirugía de reparación - las operaciones para reparar una articulación dañada pueden consistir en eliminar los residuos depositados en la articulación, fusionar los huesos o corregir una deformidad de los huesos.
    • Cirugía de sustitución - si una articulación está demasiado dañada para repararla, puede ser necesario reemplazarla con una prótesis artificial.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Artritis y Otras Enfermedades Reumáticas Pediátricas

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop