Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close
In English

Testículos no Descendidos (Criptorquídea)

¿Qué es la criptorquídea (testículos no descendidos)?

La criptorquídea (o testículos no descendidos) es un trastorno que se observa en los recién nacidos cuando uno o ambos testículos no descendieron a la bolsa testicular. El treinta por ciento de los casos son bilaterales (involucran ambos testículos). La criptorquídea por lo general se ve en varones prematuros porque los testículos no descienden del abdomen a la bolsa testicular hasta el séptimo mes de desarrollo fetal.

¿Cuál es la causa de los testículos no descendidos?

Los testículos no descendidos pueden originarse por varias razones. Aunque una de las causas principales es el nacimiento prematuro, otras causas pueden incluir trastornos hormonales, espina bífida, testículos retráctiles (reflejo que ocasiona que un testículo se mueva hacia atrás y hacia adelante desde el escroto hacia la ingle) o la ausencia testicular.

¿A quiénes afectan los testículos no descendidos?

  • En aproximadamente un 3 por ciento de los hombres los testículos no descienden.
  • Un 31 por ciento de los recien nacidos varones prematuros tienen testículos no descendidos.
  • Los testículos no descendidos ocurren en el 3 por ciento a 4 por ciento de los bebés nacidos a término.
  • También existe un componente genético: El 6 por ciento de los padres de varones con testículos no descendidos también sufrieron el trastorno.
  • En casos aislados, los niños sometidos a una reparación de hernia inguinal pueden desarrollar testículos no descendidos.

¿Cuáles son los síntomas de los testículos no descendidos?

Un testículo que no se puede palpar (durante un examen) es el síntoma más común de la criptorquídea. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas de la criptorquídea pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican los testículos no descendidos?

El diagnóstico de los testículos no descendidos se basa en los antecedentes médicos completos y un examen físico.

Tratamiento de los testículos no descendidos:

Los testículos no descendidos generalmente se resuelven sin ninguna intervención cuando el bebé cumple los 6 meses de edad. El problema se va solucionando a medida que los testículos descienden del conducto inguinal (un pequeño pasaje interno que se extiende a lo largo del abdomen cerca de la ingle) hacia la bolsa testicular. Si a los 6 meses de edad los testículos no han descendido, es posible que ya no lo hagan.

El tratamiento específico de los testículos no descendidos será determinado por el médico del niño basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
  • la gravedad del trastorno
  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias
  • las expectativas para la evolución del trastorno
  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir:

  • terapia hormonal - la administración de determinadas hormonas puede estimular la producción de testosterona, lo cual ayuda a que los testículos desciendan a la bolsa testicular. Generalmente esto no se utiliza para el tratamiento de los testículos que en verdad no han descendido.
  • reparación quirúrgica - es posible que el médico de su hijo recomiende la reparación quirúrgica para localizar el testículo no descendido y llevarlo a la bolsa testicular. Esta cirugía, denominada orquiopexia, generalmente se lleva a cabo entre los 6 y los 18 meses, y en el 98 por ciento de los casos tiene resultados satisfactorios.

Si la criptorquídea no se repara, a medida que su hijo crece y madura puede sufrir las siguientes complicaciones:

  • infertilidad (más común en casos bilaterales, donde ambos testículos están afectados)
  • riesgo de cáncer testicular que aumenta considerablemente a los 30 o 40 años
  • hernia inguinal (zona debilitada en la pared abdominal inferior o en el conducto inguinal en donde los intestinos pueden protruir)
  • torsión testicular (una dolorosa torsión de los testículos que puede provocar la disminución de irrigación sanguínea a los testículos)
  • consecuencias psicológicas de un escroto vacío

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Los Trastornos Genitourinarios y de Los Riñones

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop