Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close
In English

Apnea Obstructiva del Sueño

¿Qué es la apnea obstructiva del sueño?

La apnea obstructiva del sueño se produce cuando un niño deja de respirar durante periodos del sueño. Generalmente, la interrupción de la respiración se produce debido a un bloqueo (obstrucción) en las vías respiratorias. Es posible que las amígdalas y las adenoides se agranden excesivamente en relación con el tamaño de las vías respiratorias de un niño (pasajes nasales y bucales a la tráquea y los pulmones). Las glándulas inflamadas e infectadas pueden agrandarse más de lo normal, causando un bloqueo mayor. El aumento de tamaño de amígdalas y adenoides provoca el bloqueo de las vías respiratorias durante el sueño, por un cierto período de tiempo. Dichas glándulas se componen de tejido linfático y se encuentran en la parte posterior y a ambos lados de la garganta.

Durante los episodios de bloqueo, puede parecer que el niño está intentando respirar (el tórax se mueve hacia arriba y hacia abajo), pero no existe un intercambio de aire dentro de los pulmones. Generalmente, estos episodios concluyen cuando el niño se despierta y compensa la falta de respiración. Los periodos de bloqueo se producen regularmente durante la noche, originando un patrón de sueño deficiente e interrumpido.

En algunas ocasiones, la imposibilidad de inhalar y exhalar aire y oxígeno hacia y desde los pulmones disminuye los niveles de oxígeno en la sangre. Si este patrón se prolonga, los pulmones y el corazón pueden sufrir un daño permanente.

La apnea obstructiva del sueño es más frecuente en niños entre 3 y 6 años de edad. Es más común en niños que padecen el síndrome de Down y otros trastornos congénitos que afectan las vías respiratorias altas (es decir, trastornos que originan una lengua grande, una mandíbula pequeña, etc.).

¿Cuáles son las causas de la apnea obstructiva del sueño?

En los niños, la causa más común de apnea obstructiva del sueño es la adenopatía de las vías respiratorias altas, la cual puede ser provocada por infecciones. Las adenoides de gran tamaño pueden bloquear completamente los pasajes nasales y dificultar o imposibilitar la respiración.

Existen muchos músculos en la cabeza y el cuello que ayudan a mantener las vías respiratorias abiertas. Cuando una persona (un niño o un adulto) se duerme, el tono muscular tiende a disminuir, permitiendo que los tejidos se plieguen y se acerquen. Si las vías respiratorias están parcialmente cerradas (por adenopatías) mientras la persona está despierta, podrían cerrarse completamente cuando dicha persona se duerme.

La obesidad puede provocar apnea obstructiva del sueño. Si bien la obesidad es una causa común de apnea obstructiva del sueño en adultos, no es una causa tan común en los niños.

Una causa poco frecuente de apnea obstructiva del sueño en los niños es la presencia de un tumor o una ramificación tumoral en las vías respiratorias. Ciertos síndromes o defectos congénitos como por ejemplo, los síndromes de Down y de Pierre-Robin, también pueden provocar la apnea obstructiva del sueño.

¿Cuáles son los síntomas de la apnea obstructiva del sueño?

A continuación se proporciona una lista de los síntomas más comunes de la apnea obstructiva del sueño. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • ronquidos fuertes y respiración ruidosa durante el sueño
  • periodos de falta de respiración - si bien la pared torácica se mueve, no pasa aire ni oxígeno a los pulmones a través de la nariz y la boca. La duración de estos periodos es variable y se mide en segundos.
  • respiración por la boca - es posible que el pasaje a la nariz se encuentre totalmente bloqueado por adenopatías.
  • intranquilidad durante el sueño (despertándose o no)
  • somnolencia diurna o irritabilidad excesiva (dado que la calidad del sueño es deficiente, el niño puede mostrarse somnoliento o irritable durante el día)
  • hiperactividad durante el día

Los síntomas de la apnea obstructiva del sueño pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la apnea obstructiva del sueño?

Si advierte que su hijo ronca o respira en forma ruidosa mientras duerme, consulte al médico. Es posible que su hijo sea derivado a un médico de oído, nariz y garganta (su sigla en inglés es ENT) u otorrinolaringólogo para una evaluación más exhaustiva.

Además del examen físico y los antecedentes médicos completos, los procedimientos para diagnosticar la apnea obstructiva del sueño pueden incluir:

  • antecedentes del sueño - informe de los padres o la persona que está a cargo del niño
  • evaluación de las vías respiratorias altas
  • estudio del sueño (también se denomina polisomnografía) - es la mejor prueba disponible para el diagnóstico de la apnea obstructiva del sueño. La prueba requiere un alto nivel de colaboración por parte del niño y es posible que no pueda realizarse en niños pequeños o que se niegan a cooperar. Se encuentran disponibles dos tipos de pruebas. En el primer tipo de prueba, el niño duerme en un laboratorio de sueño especializado. En el segundo, el niño se encuentra conectado a monitores similares pero duerme en su propia cama. Durante el estudio del sueño, se realizan diversas pruebas a fin de evaluar lo siguiente:
    • la actividad cerebral
    • la actividad eléctrica del corazón
    • el contenido de oxígeno en la sangre
    • el movimiento de la pared torácica y abdominal
    • la actividad muscular
    • la cantidad de aire que pasa a través de la nariz y la boca

Durante el estudio del sueño, se registrarán los episodios de apnea e hipopnea:

  • apnea - obstrucción completa de las vías respiratorias.
  • hipopnea - obstrucción parcial de las vías respiratorias combinada con una disminución significativa en el contenido de oxígeno de la sangre.

Según la prueba de laboratorio, la apnea del sueño generalmente se considera significativa en los niños si se producen más de 10 episodios de apnea por noche o uno o más episodios por hora. Algunos expertos la definen como un problema significativo si se produce una combinación de uno o más episodios de apnea y, o hipopnea por hora de sueño.

Los síntomas de la apnea obstructiva del sueño pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Consulte al médico de su hijo para obtener más información.

Tratamiento para la apnea obstructiva del sueño:

El tratamiento específico de la apnea obstructiva del sueño será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
  • la causa del trastorno
  • la tolerancia de su hijo a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias
  • las expectativas para la evolución del trastorno
  • su opinión o preferencia

El tratamiento para la apnea obstructiva del sueño se basa en la causa de la misma. Puesto que las adenopatías constituyen la causa más común de bloqueo de las vías respiratorias en los niños, el tratamiento consiste en la cirugía y extirpación de las amígdalas (amigdalectomía) o las adenoides (adenoidectomía). El otorrinolaringólogo de su hijo analizará con usted las opciones, los riesgos y los beneficios del tratamiento. Esta cirugía requiere anestesia general. Según el estado de salud del niño, la cirugía puede realizarse en forma ambulatoria.

Si la causa del trastorno es la obesidad, podría resultar apropiado aplicar tratamientos menos invasivos como por ejemplo, la pérdida de peso y el uso de una mascarilla especial durante las horas de sueño para mantener las vías respiratorias abiertas. Esta mascarilla proporciona una presión positiva continua en la vías respiratorias (su sigla en inglés es CPAP). Generalmente, el dispositivo en sí es incómodo y puede que resulte difícil convencer a un niño de utilizar una mascarilla de este tipo. Si éste fuera el caso, quizás sea necesario realizar una cirugía.

¿Qué sucede durante la amigdalectomía y la adenoidectomía?

La cirugía de amigdalectomía y adenoidectomía (su sigla en inglés es T&A) es una cirugía mayor realizada en niños en Estados Unidos. Se realizan cerca de 400.000 cirugías anualmente. El cirujano de oído, nariz y garganta de su hijo determinará y analizará con usted la necesidad de dicha cirugía. La mayoría de las cirugías de amigdalectomía y adenoidectomía se realizan en forma ambulatoria. Esto significa que su hijo se someterá a la cirugía y volverá a su casa el mismo día. Es posible que algunos niños necesiten quedar hospitalizados una noche. Entre estos niños se incluyen aquéllos que:

  • no beben adecuadamente luego de la cirugía.
  • tienen otras enfermedades o problemas crónicos con convulsiones.
  • presentan complicaciones posoperatorias como por ejemplo, hemorragias.
  • son menores de 3 años de edad.

Antes de la cirugía, usted conocerá a diferentes miembros del equipo de profesionales de la salud que se ocuparán de la atención de su hijo. Entre ellos, se pueden incluir los siguientes:

  • enfermeras de cirugía ambulatoria - enfermeras que preparan a su hijo para la cirugía. Las enfermeras de quirófano asisten a los médicos durante la cirugía. Las enfermeras de la sala de recuperación (también denominada Unidad de Cuidados posoperatorios) atienden a su hijo cuando sale de la anestesia general.
  • cirujano - médico que se especializa en la cirugía de oído, nariz y garganta.
  • anestesiólogo - médico especialista en anestesia. Dicho médico completará los antecedentes médicos y el examen físico, además de formular un plan de anestesia para su hijo. También se encargará de analizar el plan con usted y de responder sus preguntas. Esta cirugía requiere anestesia general.

Durante la cirugía, su hijo será anestesiado en el quirófano. El cirujano extirpará las amígdalas y las adenoides de su hijo a través de la boca. No se realizará ninguna incisión cutánea.

En la mayoría de los casos, su hijo será llevado a una sala de recuperación luego de la cirugía donde podrá ser controlado continuamente. Una vez que el niño despierte y reaccione favorablemente, la enfermera de la sala de recuperación volverá a llevar al niño al área de cirugía ambulatoria.

En este momento, si el resultado es satisfactorio, usted y su hijo podrán regresar a su casa. Si su hijo debe permanecer hospitalizado una noche, la enfermera lo llevará de la sala de recuperación a su habitación. Generalmente, los padres se encuentran en la habitación para recibir al niño.

La hemorragia es una complicación de esta cirugía y requiere de la atención inmediata del cirujano. Si resulta severa, es posible que el niño deba regresar al quirófano.

En casa luego de una cirugía de amigdalectomía y adenoidectomía:

Las siguientes son algunas de las instrucciones que usted podría recibir para colaborar en el cuidado de su hijo:

  • aumentarle la ingestión de líquidos
  • administrarle los analgésicos recetados por el médico
  • no permitirle participar en juegos intensos o violentos durante el tiempo recomendado por el cirujano

¿Cuáles son los riesgos de someterse a una cirugía de amigdalectomía y adenoidectomía?

Todo tipo de cirugía representa un riesgo para un niño. Alrededor de un 4 por ciento de los niños presentan hemorragias en las primeras dos semanas posteriores a la cirugía y pueden requerir transfusiones y, o una cirugía adicional. Más recientes técnicas quirúrgicas han contribuido a reducir la incidencia de hemorragia. Es posible que algunos niños experimenten un cambio en el sonido de su voz debido a la cirugía. A continuación, se enumeran otras posibles complicaciones:

  • hemorragia (podría producirse durante la cirugía, inmediatamente después de ésta o en su casa)
  • deshidratación (debido a una menor ingestión de líquidos; si fuera severa, es posible que sea necesario administrarle líquidos a través de un catéter endovenoso en el hospital)
  • fiebre
  • dificultad para respirar (tumefacción del área donde se realizó la cirugía; puede resultar mortal si no se trata inmediatamente)

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Los Trastornos Respiratorios

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing
  • Indy Eleven
  • Indy Fuel

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop