Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close
In English

Recolección de la Leche y su Almacenamiento

La recolección de la leche y su almacenamiento:

Las siguientes son pautas generales para recolectar y almacenar leche materna utilizando un sacaleche eléctrico de uso hospitalario. Sin embargo, si recibe instrucciones más específicas del personal de la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN), siga sus recomendaciones.

Preparativos:

Antes de comenzar a extraer leche:

  • Asegúrese de leer el manual de instrucciones del sacaleche y el equipo de extracción que esté utilizando. (Ambos elementos deben ser fabricados por la misma compañía.)
  • La leche materna no es estéril, pero no es aconsejable introducir bacterias "externas" durante los preparativos para la extracción, la sesión de extracción ni al almacenarla o transportarla a la UCIN.
    • Siempre lávese y enjuáguese cuidadosamente las manos antes de manipular cualquier pieza limpia del sacaleche, sus senos y los biberones o recipientes para recolección de leche.
    • Ciertas piezas del equipo de extracción del sacaleche se deben limpiar y esterilizar, según el manual de instrucciones. La mayoría recomienda la limpieza completa de estas piezas luego de cada uso y la esterilización de las mismas al menos una vez cada 24 horas.
    • Los biberones o recipientes de extracción que se conectan al sacaleche y se utilizan para recoger y almacenar su leche deben ser estériles. (La UCIN quizá pueda suministrarle los recipientes de extracción estériles.)
  • Lea primero el manual de instrucciones. De todos modos, quizá deba experimentar con diferentes técnicas y ajustes del sacaleche antes de encontrar los que mejor se adapten a usted. A continuación se incluyen algunos consejos generales:
    • Algunas madres humedecen el borde de las copas antes de extraer leche para crear un mejor sellado sobre el seno.
    • Algunas prefieren centrar las copas en el pezón y la aréola primero, y después encender el sacaleche; otras encienden el sacaleche primero y luego colocan las copas sobre los senos.
    • Encienda el sacaleche en la posición de succión bajo/mínimo y aumente gradualmente la intensidad. Por lo general, se regula en el punto más alto que su comodidad permita. Si la succión le provoca malestar, disminuya la intensidad.
    • La succión no se puede mantener si el sellado de la copa sobre el seno no es hermético, por lo cual debe revisar este sellado periódicamente. También observe el tirón rítmico del pezón y la aréola dentro de la copa.
    • el sacaleche funcionará algunos minutos antes de que pueda ver un flujo constante de leche.
    • No llene los biberones de extracción por encima de los 2/3 para así evitar cualquier flujo de retorno de leche y permitir que ésta se expanda si va a congelarla. Si llena los biberones con facilidad, tenga preparados biberones de extracción adicionales. Deténgase y cambie de biberón según se necesite. Si su bebé ingiere una cantidad mayor que el contenido de un biberón cada vez que lo alimenta, quizá sea conveniente conectar biberones de extracción más grandes a la copa para seno.
    • Cuando esté lista para dejar de extraer leche, utilice un dedo limpio para presionar su seno justo sobre la copa del sacaleche. Esto romperá la hermeticidad del sellado entre la copa y el tejido del seno. Si se ha acumulado leche en una copa, inclínela para que drene en el biberón de extracción. Luego, apague el sacaleche. (Algunas madres apagan el sacaleche primero y luego rompen el sellado entre la copa y el seno.)

Cómo almacenar la leche materna:

  • combine la leche
    Si extrajo leche de ambos senos al mismo tiempo y el total que obtuvo no sobrepasa los 2/3 de un biberón, puede combinar los contenidos en un biberón vertiendo cuidadosamente la leche de un recipiente estéril en el otro. Tenga en cuenta sin embargo, que no se debe combinar leche de distintas sesiones de extracción para alimentar a un bebé de alto riesgo.
  • etiquete el o los recipientes de extracción inmediatamente
    Las etiquetas deben incluir el nombre del bebé, la fecha, la hora del día en que se obtuvo y cualquier medicamento o sustancias que usted haya ingerido o a las que haya estado expuesta desde la última sesión de extracción, como por ejemplo, sub-productos del tabaco.
  • leche materna recién obtenida
    La "leche materna recién obtenida" contiene las propiedades anti-infecciosas más activas. La leche materna refrigerada tiene menos propiedades anti-infecciosas que la leche recién obtenida, y la congelada es la que menos tiene.
    • Si utiliza leche materna recién obtenida, sin refrigerar, debe dársela al bebé dentro de la hora de haber sido extraída. No deje la leche afuera durante más de 30 a 60 minutos cuando va a dársela a un bebé de alto riesgo. De lo contrario existe peligro de contaminación, algo que un bebé con esas características no necesita.
    • No siempre es posible darle al bebé leche materna recién obtenida o quizá obtenga más de lo necesario para una toma. Cuando esto ocurre, refrigere toda la leche adicional en los biberones de extracción etiquetados en un refrigerador, que debe estar a una temperatura de entre 0º C y 4º C (32° F y 39° F).
    • Si no va a utilizar la leche en un período de 24 a, como máximo, 48 horas, congele los biberones de extracción etiquetados. (El personal de la UCIN le informará si utilizan 24 ó 48 horas como pauta.)
    • No congele leche materna que haya estado refrigerada durante más de 24 a 48 horas. Si bien se ha demostrado que la leche es segura al ser refrigerada durante varios días, los expertos generalmente recomiendan congelar la leche antes si va a utilizarse con un bebé de alto riesgo.
  • leche materna congelada:
    • dos a cuatro semanas, si el compartimiento del congelador está dentro del refrigerador. (En este modelo debe abrir la puerta del refrigerador para alcanzar el congelador.)
    • tres a cuatro meses en un congelador que sea parte de la unidad del refrigerador, pero que tenga una puerta separada.
    • seis meses o más en un congelador independiente a -18º C (0º F).
  • transportando la leche materna refrigerada o congelada
    colóquela en una bolsa aislante o en una conservadora con un paquete refrigerante. Cuanto más lejos viva de la UCIN, mayores serán las probabilidades de que deba revestir el interior de la conservadora con paquetes refrigerantes adicionales para impedir que la leche congelada se comience a descongelar.

Cómo descongelar la leche materna:

Las siguientes son pautas generales para descongelar la leche materna:

  • La leche más vieja se debe utilizar primero, a menos que se recomiende leche extraída recientemente.
  • Descongele la leche materna colocando el recipiente de extracción en el refrigerador. Se descongela más rápidamente cuando se sostiene bajo el chorro de agua caliente o si se coloca en una taza, olla, tazón o pileta de agua caliente.
  • No descongele la leche materna a temperatura ambiente, en agua muy caliente ni en el microondas, ya que este último puede calentar la leche de manera poco uniforme. Calentar la leche tanto en el microondas como en agua muy caliente puede disminuir la cantidad de ciertas propiedades anti-infecciosas.
  • Su leche se separa durante el almacenamiento y la crema sube a la superficie debido a que la leche materna no está homogeneizada. Revuelva o rote suavemente el biberón de extracción de leche para mezclarlo, pero evite sacudirla vigorosamente.
  • No vuelva a congelar la leche una vez descongelada. La leche descongelada debe utilizarse dentro de las 24 horas para un bebé en la UCIN. (Recién cuando el bebé está en el hogar, ya es seguro darle leche que haya sido descongelada con 24 a 48 horas de anterioridad.)

Cómo cuidar el sacaleche y el equipo de extracción:

Es importante mantener el sacaleche y el equipo de extracción en buen funcionamiento:

  • Lea el manual de instrucciones y siga las recomendaciones para limpiar el equipo del sacaleche, a menos que reciba instrucciones especiales de la UCIN.
  • Las partes del equipo de extracción se desarman para que pueda limpiarlas individualmente.
  • el sacaleche en sí y la porción del equipo con conductos no deben limpiarse, y deben permanecer secas o no funcionarán correctamente. (Estas piezas del equipo nunca entran en contacto con leche que se almacena para el bebé.)
  • Después de cada uso, enjuague primero con agua fría todas las piezas que entren en contacto con los senos o la leche. (Un enjuague en frío elimina la leche residual sin coagular las proteínas difíciles de limpiar.) Luego, limpie bien estas mismas partes en agua jabonosa caliente. Enjuague en agua caliente y seque al aire cada vez que las utiliza.
  • La mayoría de los fabricantes recomiendan hervir o esterilizar una vez al día todas las partes que entran en contacto con el seno o la leche. (Consulte el manual de instrucciones.)

No utilice un lavavajilla para limpiar o esterilizar las piezas que entran en contacto con el seno o la leche, a menos que haya recibido permiso de la UCIN y el manual de instrucciones sugiera este método como una opción.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Recién Nacido de Alto Riesgo

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop