Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close
In English

Síndrome de Alcoholismo Fetal (SAF)

¿Qué es el síndrome de alcoholismo fetal?

El síndrome de alcoholismo fetal (su sigla en inglés es SAF) es un grupo de anomalías en los bebés nacidos de madres que consumen alcohol durante la gestación. Es la causa más común conocida de retardo mental no genética (no heredada) en los Estados Unidos. Cerca de 40.000 bebés se llevan con el síndrome de alcoholismo fetal cada año. Un número aun mayor nace con el trastorno del neurodesarrollo relacionado con el alcohol (su sigla en inglés es ARND).

El síndrome de alcoholismo fetal incluye un grupo característico de defectos, entre los que se incluyen cabeza y cerebro pequeños, anomalías faciales y defectos en otros órganos. Los bebés con SAF también presentan anomalías del neurodesarrollo, entre las que se incluyen el deterioro de las habilidades motoras finas, marcha anormal, pérdida de audición neurosensorial y coordinación deficiente entre los ojos y las manos.

¿Cuáles son las causas del síndrome de alcoholismo fetal?

Muchas drogas pueden pasar del torrente sanguíneo de la madre al feto a través de la placenta, y el alcohol no es la excepción. Debido a que el alcohol se degrada mucho más lentamente en el cuerpo inmaduro del feto que en el cuerpo de un adulto, los niveles de esta sustancia permanecen elevados durante más tiempo en el cuerpo del bebé.

El cuadro completo de SAF generalmente se desarrolla en los niños de madres alcohólicas o de madres que beben con frecuencia o compulsivamente. No obstante, no existe ningún nivel de consumo de alcohol que pueda considerarse seguro. Incluso beber poco o con moderación puede afectar al feto en desarrollo.

¿Por qué es el síndrome de alcoholismo fetal una preocupación?

El consumo de alcohol durante la gestación tiene efectos significativos en el feto y el bebé ya que la dependencia y la adicción al alcohol de su madre se transmiten a él. Por lo tanto, luego del parto, la dependencia del bebé al alcohol continúa. Pero, debido a que el alcohol ya no se encuentra disponible, el sistema nervioso central del bebé se hiperestimula y da lugar a los síntomas de abstinencia. Estos síntomas pueden manifestarse a las pocas horas posteriores al nacimiento y durar hasta 18 meses.

Además de los graves efectos de la abstinencia, los niños suelen padecer los efectos teratógenos (que causan anomalías en la formación) del alcohol. Entre algunos de los efectos que se observan se incluyen deformidades específicas de la cabeza y la cara, defectos cardíacos y retardo mental.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de alcoholismo fetal?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes del SAF. Sin embargo, cada bebé puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • cabeza y mandíbula pequeñas y pómulos planos y pequeños
  • deformidad en las orejas
  • ojos pequeños, desarrollo deficiente del nervio óptico, bizquera
  • nariz respingona, tabique nasal bajo
  • dientes y estructura superior de la boca pequeños
  • tórax hundido
  • hernia umbilical o diafragmática
  • movimiento limitado de dedos y codos
  • dedos adicionales, líneas anormales en la palma
  • exceso de cabello
  • uñas poco desarrolladas
  • desarrollo incompleto o inexistente de las estructuras encefálicas
  • soplos y defectos cardíacos, anomalías de grandes vasos
  • desarrollo incompleto de los genitales
  • retardo mental, motriz y de crecimiento
  • irritabilidad durante el período de lactancia e hiperactividad durante la niñez
  • coordinación deficiente

Los síntomas del síndrome de alcoholismo fetal pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Consulte al médico para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de alcoholismo fetal?

En la mayoría de los casos, el síndrome de alcoholismo fetal se diagnostica a partir de un examen realizado por el médico y sobre la base de los antecedentes de la madre y el aspecto físico del bebé.

Tratamiento para el síndrome de alcoholismo fetal:

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (US Food and Drug Administration, FDA) ha indicado drogas específicas para el tratamiento de los síntomas de abstinencia de alcohol en los bebés. Sin embargo, no existen tratamientos para el retardo y los defectos congénitos de por vida. Los bebés y los niños que sufren de daños relacionados con el alcohol suelen necesitar un control del desarrollo y, posiblemente, tratamiento y cuidados a largo plazo.

Prevención del síndrome de alcoholismo fetal:

El síndrome de alcoholismo fetal se puede prevenir en un 100 por ciento. Sin embargo, implica que la madre deje de consumir alcohol antes de concebir un bebé. Debido a que la mayor seguridad proviene de no consumir absolutamente nada de alcohol, las mujeres deben dejar de beber inmediatamente si existe la posibilidad de una gestación.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Recién Nacido de Alto Riesgo

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop