Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close
In English

Pérdida de la Audición en los Bebés

Fotografía de una sala de niños recién nacidos

En Estados Unidos, según los Institutos Nacionales de la Salud (National Institutes of Health, NIH), nacen casi 12.000 bebés con deficiencia auditiva anualmente.

Se calcula que entre uno y tres de cada 1000 recién nacidos sanos y que entre dos y cuatro de cada 100 bebés que se encuentran en unidades de cuidados intensivos neonatales padecen una pérdida de la audición grave. Si no se realizan pruebas o estudios de detección, es imposible determinar la presencia de este trastorno antes del primer año de vida del bebé, lo que da por resultado la falta de estimulación de los centros de la audición del cerebro. Esto puede afectar la maduración y el desarrollo de la audición y producir un retraso del habla y el lenguaje del niño. También pueden verse perjudicados tanto el desarrollo emocional y social del niño como su desempeño escolar.

La mayoría de los casos de pérdida de la audición son congénitos (presentes al nacer), pero algunos bebés pueden sufrir este trastorno después de su nacimiento. La pérdida de la audición se presenta con mayor frecuencia en los prematuros, en bebés con problemas respiratorios que debieron utilizar respirador artificial durante un tiempo prolongado, bebés con infecciones previas y bebés que toman ciertos medicamentos.

Debido a estos riesgos, muchas organizaciones para la salud, entre ellas, los Institutos Nacionales de la Salud y la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) recomiendan las pruebas de detección de la audición en todos los bebés. Esto significa que todos los recién nacidos deben ser sometidos a estudios de detección de pérdida de la audición.

En la mayoría de los casos, son los padres los primeros que detectan la pérdida de la audición en sus hijos. Desafortunadamente, muchos de los casos de pérdida congénita de la audición grave no se diagnostican sino hasta que el niño tiene entre 2 1/2 ó 3 años de edad.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Crecimiento y el Desarrollo

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop