Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close
In English

Antes de su Próximo Embarazo

¿Qué debe hacer antes (y durante) el próximo embarazo para disminuir las posibilidades de defectos congénitos?

Si planea quedar embarazada, seguir determinados pasos puede ayudarla a reducir los riesgos para usted y para su bebé. Gozar de buena salud antes de tomar la decisión de quedar embarazada es casi tan importante como mantener el cuerpo sano durante el embarazo.

Las primeras semanas son decisivas para el desarrollo del bebé. Sin embargo, muchas mujeres no advierten que están embarazadas hasta varias semanas después de la concepción. Planificar por adelantado y cuidarse antes de quedar embarazada es lo mejor que puede hacer por usted y por su bebé.

Uno de los pasos más importantes que contribuye a la preparación de un embarazo saludable es realizar un examen antes del embarazo (llamado frecuentemente cuidado preconceptivo) que será llevado a cabo por su médico. La consulta antes de la concepción incluye evaluaciones del estado de salud general de la mujer y la identificación de posibles factores de riesgo que puedan complicar el embarazo. Las mujeres con trastornos médicos como diabetes o cardiopatías que pueden alterarse con el embarazo, pueden recibir el asesoramiento y tratamiento correspondientes. La preparación del embarazo con antelación puede permitirle lograr su mejor estado de salud antes de quedar embarazada. El examen previo a la concepción puede incluir:

  • Antecedentes médicos familiares - evaluación de los antecedentes médicos maternos y paternos para determinar si algún miembro de la familia padeció algún trastorno médico como por ejemplo, presión sanguínea alta, diabetes o retraso mental.
  • Pruebas genéticas - evaluación de cualquier trastorno genético posible, dado que muchos de estos trastornos pueden ser heredados, como la anemia drepanocítica (trastorno sanguíneo severo que se presenta principalmente entre los afroamericanos) o la enfermedad de Tay-Sachs (trastorno de desintegración de las células nerviosas caracterizado por el retraso mental y físico progresivos, que se observa mayormente en personas de origen judío de Europa Oriental). Algunos trastornos genéticos pueden detectarse con hemogramas antes del embarazo.
  • Antecedentes médicos personales - evaluación de los antecedentes médicos personales de la mujer para detectar si existe alguno de los siguientes factores:
  • trastornos médicos que requieran cuidado especial durante el embarazo - como por ejemplo epilepsia, diabetes, presión sanguínea alta, anemia o alergias
  • cirugías previas
  • embarazos anteriores - teniendo en cuenta el número, la duración (gestación), complicaciones anteriores y pérdidas de embarazos
  • Vacunación - evaluación de las vacunaciones/inoculaciones recibidas para evaluar la inmunidad a la rubéola en particular, dado que contraer esta enfermedad durante el embarazo puede provocar un aborto espontáneo o defectos congénitos en el feto. Si la mujer no está inmunizada contra esta enfermedad, se le puede administrar la vacuna correspondiente al menos tres meses antes de la concepción.
  • Pruebas de detección de infecciones - para determinar si una mujer sufre infecciones de transmisión sexual, del tracto urinario u otras que pudieran perjudicar al feto y a la madre.

Cómo reducir los riesgos de complicaciones:

Entre otros pasos que pueden ayudar a reducir el riesgo de sufrir complicaciones y a preparase para un embarazo y un parto saludables se incluyen:

  • Abandono del hábito de fumar
    Si usted es fumadora, deje de fumar ahora mismo. Las investigaciones han demostrado que los bebés cuyas madres son fumadoras tienden a pesar menos al nacer. Además, la exposición pasiva al humo puede perjudicar al feto.
  • Dieta adecuada
    Seguir una dieta equilibrada antes y durante el embarazo no sólo es bueno para el estado de salud general de la madre, sino que resulta esencial para la nutrición del feto.
  • Peso adecuado y ejercicio
    Es importante realizar ejercicios con regularidad y mantener un peso adecuado antes y durante el embarazo. Las mujeres que tienen exceso de peso pueden sufrir problemas médicos como por ejemplo, presión sanguínea alta y diabetes. En cambio, las mujeres que se encuentran por debajo del peso normal pueden tener bebés cuyo peso sea bajo al nacer.
  • Control médico (de trastornos preexistentes)
    Controle cualquier problema médico actual o preexistente como por ejemplo, la diabetes o la presión sanguínea alta.
  • Prevención de defectos congénitos
    Consuma 400 microgramos (0,4 mg) de ácido fólico por día, un nutriente presente en algunas verduras de hojas verdes, frutos secos, frijoles, cítricos, cereales fortificados para el desayuno y algunos suplementos vitamínicos. El ácido fólico puede ayudar a reducir el riesgo de defectos congénitos en el cerebro y la médula espinal (también llamados defectos del tubo neural). Su médico puede prescribir una dosis mayor de ácido fólico si existen antecedentes familiares de espina bífida, defectos cardíacos congénitos (defectos cardíacos presentes en un recién nacido), labio leporino o paladar hendido.
  • Evitar el consumo de alcohol y drogas durante el embarazo
    Además, asegúrese de informar a su médico acerca de cualquier medicamento (recetado o de venta libre) y, o suplemento a base de hierbas que esté tomando, ya que cualquiera de ellos puede tener efectos adversos en el desarrollo del feto.
  • Evitar la exposición a sustancias nocivas
    Las mujeres embarazadas deben evitar la exposición a sustancias tóxicas y químicas (por ejemplo, plomo y plaguicidas) y a la radiación (por ejemplo, las radiografías). La exposición a altos niveles de algunos tipos de radiación y a algunas sustancias químicas y tóxicas pueden afectar de manera adversa el desarrollo del feto.
  • Control de infecciones
    Las mujeres embarazadas deben evitar comer carne poco cocida y huevos crudos. Además, deben evitar cualquier contacto y exposición a heces de gato y cajas sanitarias para gatos, dado que pueden contener el parásito toxoplasma gondii que provoca toxoplasmosis. Otras fuentes de infección incluyen los insectos (por ejemplo, las moscas) que han estado en contacto con heces de gato y, por lo tanto, deben evitarse durante el embarazo. La toxoplasmosis puede provocar una enfermedad grave o la muerte del feto. Las mujeres embarazadas pueden reducir el riesgo de infectarse evitando todas las fuentes potenciales de dicha infección. Por medio de un hemograma realizado antes del embarazo o durante su transcurso es posible determinar si una mujer estuvo expuesta al parásito toxoplasma gondii.
  • Consumo diario de vitaminas
    Comience a ingerir un complejo vitamínico prenatal a diario, recetado por su médico, para asegurarse de que su cuerpo obtenga todos los nutrientes y vitaminas necesarios para nutrir a un bebé sano.
  • Detección de signos de violencia familiar
    Las mujeres que sufren abusos antes de quedar embarazadas pueden correr riesgo de que este abuso aumente durante el embarazo. Su médico puede ayudarle a buscar recursos comunitarios, sociales y legales para que pueda hacer frente a la violencia familiar.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Genñtica Mñdica

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop