Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close

Health library

In English

Encopresis

¿Qué es la encopresis?

La encopresis es un problema que los niños pueden desarrollar a causa de una constipación crónica (prolongada). Con la constipación, los niños tienen menos evacuaciones intestinales que lo normal, y las evacuaciones que efectúan pueden ser duras, secas y difíciles. Una vez que el niño se vuelve constipado, se puede desarrollar un ciclo vicioso. Es posible que el niño evite usar el baño para no sentir molestias. Las heces pueden quedar impaccionadas (retenidas en el recto y el intestino grueso) sin poder avanzar. El recto y el intestino se agrandan como consecuencia de las heces duras e impactadas. Finalmente, el recto y el intestino tienen problemas para detectar la presencia de heces y el esfínter anal (el músculo ubicado en el extremo del tracto digestivo que ayuda a retener las heces) pierde su fuerza. Es posible que comiencen a fugarse heces líquidas alrededor de las heces duras, secas e impactadas, manchando las ropas del niño.

¿Qué niños desarrollan encopresis?

Cualquier niño con constipación crónica puede desarrollar encopresis. Algunas de las situaciones que pueden llevar a la constipación incluyen las siguientes:

  • ingerir una dieta de comidas "basura", elevada en grasas y azúcar
  • beber principalmente refrescos y bebidas azucaradas y no beber suficiente cantidad de agua y jugos de frutas
  • falta de ejercicio
  • resistencia a utilizar los baños públicos
  • estrés en la familia, con los amigos o en la escuela
  • estar demasiado ocupado jugando como para dedicar tiempo a ir al baño
  • cambio en la rutina para ir al baño, por ejemplo cuando un niño empieza un nuevo año escolar y las pausas para ir al baño son menos frecuentes que durante el verano

Por razones desconocidas, los niños desarrollan encopresis seis veces más que las niñas. Aunque la constipación se puede vincular el estrés familiar, no parece haber ninguna relación entre el desarrollo de encopresis y la cantidad de niños que hay en la familia, el orden de nacimiento del niño (es decir, si es el mayor, el del medio o el menor), la edad del niño o el ingreso familiar.

¿Por qué es una preocupación la encopresis?

La encopresis puede causar problemas tanto físicos como emocionales.

Las heces impactadas (acumuladas) en el intestino pueden causar dolor abdominal, así como pérdida del apetito. Algunos niños desarrollan infecciones de la vejiga.

Hay otros problemas de salud que pueden causar constipación crónica, entre los que se incluyen la diabetes, la enfermedad de Hirschsprung y la enfermedad intestinal inflamatoria.

Los niños con encopresis seguramente sienten un malestar emocional debido a los "accidentes" que sufren cuando manchan sus ropas. Habitualmente no tienen control sobre esta fuga de heces. Esto puede afectar su autoestima y las interacciones con otras personas. Con frecuencia se sienten avergonzados. Es posible que eviten ir a la escuela, jugar con sus amigos o pasar la noche lejos de casa. Los padres pueden sentir culpa, vergüenza, enojo o disgusto ante el problema. El niño a menudo se dará cuenta de los sentimientos de sus padres y esto lo afectará emocionalmente aún más.

¿Cuáles son los síntomas de la encopresis?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la encopresis. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • deposiciones sueltas, acuosas
  • evacuación intestinal involuntaria o necesidad de evacuar con poca o sin advertencia, lo que puede manchar la ropa interior cuando el niño no logra llegar al baño a tiempo
  • rascar o frotar la zona del ano debido a la irritación que causan las heces acuosas
  • retraimiento respecto de los amigos, la escuela y, o la familia
  • ocultan su ropa interior

Los síntomas de la encopresis pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la encopresis?

Un médico o un profesional de la salud examinará a su hijo y obtendrá sus antecedentes médicos completos. También se pueden realizar estudios por imágenes para evaluar el intestino y descartar otros problemas de salud. Estos exámenes pueden incluir:

  • radiografía abdominal - examen de diagnóstico destinado a evaluar la cantidad de heces en el intestino grueso.
  • enema opaco - examen que verifica si hay obstrucciones (bloqueo), estenosis (zonas estrechadas) y otras anomalías en el intestino. Mediante un enema, se administra un líquido denominado bario que se visualiza bien en las radiografías y, posteriormente, se examina el intestino por radiografía.

Tratamiento de la encopresis:

El tratamiento específico de la encopresis será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • la gravedad del trastorno
  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
  • la opinión de los médicos a cargo de la atención del niño
  • su opinión o preferencia

El tratamiento de la encopresis puede incluir:

  • extraer las heces impactadas.
  • mantener evacuaciones intestinales blandas para que las heces pasen fácilmente.
  • reentrenar el intestino y el recto para lograr el control de las evacuaciones intestinales.

El médico de su hijo puede prescribir un enema para ayudar a extraer las heces impactadas. El enema es un líquido que se coloca en el recto del niño y que ayuda a aflojar las heces duras y secas. (NO administre un enema a su hijo sin contar con la aprobación de un médico o un profesional de la salud.)

El médico con frecuencia recetará medicamentos que ayuden a mantener blandas las evacuaciones intestinales de su hijo durante varios meses. Esto ayudará a evitar que se repita la impacción. No administre al niño ablandadores de heces sin la aprobación de un médico.

  • cambios en la dieta
    A menudo, el realizar cambios en la dieta de su hijo ayudará a eliminar la constipación. Considere las siguientes sugerencias:
    • Aumente la cantidad de fibra en la dieta de su hijo de la siguiente manera:
      • añada más frutas y verduras.
      • añada más cereales y panes integrales (lea las etiquetas nutricionales de los paquetes de los alimentos, para elegir los que tengan más fibra).
    ¿Cuáles son buenas fuentes de fibra?
    ALIMENTOS FIBRA MODERADA ALTOS EN FIBRA
    PANES El pan integral, el pan de granola, las madalenas de salvado de trigo, los gofres Nutri-Gran®, las palomitas de maíz.  
    CEREALES Bran Flakes®, Raisin Bran®, Shredded Wheat®, Frosted Mini Wheats®, avena, Muslix®, granola, salvado de avena. All-Bran®, Bran Buds®, Corn Bran®, Fiber One®, 100% Bran®
    VEGETALES Remolacha, brócoli, coles de Bruselas, repollo, zanahorias, maíz, judías verdes, chícharos, calabazas, espinaca, papas con cáscara, aguacate.  
    FRUTAS Manzanas con cáscara, dátiles, papayas, mangos, nectarinas, naranjas, peras, kiwis, fresas, puré de manzana, frambuesas, moras, pasas. Ciruelas pasas cocinadas, higos secos.
    SUSTITUTOS DE LA CARNE Mantequilla de maní, nueces. Frijoles cocinados, frijoles de carete, garbanzos, habas, frijoles pintos, frijoles de riñón, chili con frijoles, trail mix (combinación de cereales).

    Comida con alto contenido en fibra comparada con una comida típica:
    Comida típica Comida con alto contenido en fibra
    Desayuno
    1/2 taza de copos de maíz
    1 rosca
    1/2 taza de leche
    1/2 taza de jugo de naranja

    Gramos totales de fibra = 0,5 gramos

    Desayuno
    1/2 taza de Raisin Bran
    madalena de salvado
    1/2 taza de leche
    1/2 taza de jugo de naranja

    Gramos totales de fibra = 5 gramos

    Almuerzo
    85 gramos (3 onzas) de hamburguesa de carne vacuna
    Pan para hamburguesa
    Papas fritas
    1/2 taza de ejotes
    1/2 taza de peras en lata
    1 taza de leche

    Gramos totales de fibra = 5 gramos

    Almuerzo
    85 gramos (3 onzas) de hamburguesa de carne vacuna
    Pan integral para hamburguesa
    Papa cocida con piel
    1/2 taza de frijoles cocidos
    Pera con piel
    1 taza de leche

    Gramos totales de fibra = 15 gramos

    Cena
    85 gramos (3 onzas) de pollo a la plancha
    Ensalada de lechuga
    1/2 taza de arroz blanco
    1/2 taza de sandía
    1/2 taza de leche

    Gramos totales de fibra = 1,5 gramos

    Cena
    85 gramos (3 onzas) de pollo a la plancha
    1/2 taza de brócoli
    1/2 taza de arroz integral
    1/2 taza de frutillas
    1/2 taza de leche

    Gramos totales de fibra = 6 gramos

    • Ofrézcale a su hijo jugos de fruta en lugar de refrescos.
    • Anime a su hijo a beber más líquidos, especialmente agua.
    • Limite las comidas rápidas y las comidas basura que son normalmente altas en grasa y azúcares y ofrezca más comidas y colaciones (bocado entre comidas) equilibradas.
    • Limite las bebidas con cafeína, como las bebidas de cola y el té.
    • Limite la leche entera a aproximadamente 1/2 litro (16 onzas) al día para el niño que tenga más de 2 años de edad, pero no elimine la leche por completo. Los niños necesitan el calcio de la leche para ayudar a que sus huesos crezcan fuertes.
    • Planee servirle las comidas a su hijo en un horario regular. A menudo, comer una comida estimulará la evacuación intestinal en un plazo de 30 minutos a una hora. Sirva el desayuno temprano de forma que su hijo no tenga que correr a la escuela y pierda la oportunidad de evacuar sus intestinos.
  • Aumente el ejercicio
    Aumentar la cantidad de ejercicio que su hijo hace también puede ayudar con la constipación. El ejercicio facilita la digestión ayudando a los movimientos normales de los intestinos para impulsar los alimentos hacia adelante a medida que se digieren. Las personas que no son muy activas se constipan a menudo. Anime a su hijo a salir a jugar en lugar de mirar la televisión o participar en otras actividades bajo techo.
  • Hábitos correctos para la evacuación intestinal
    Siente a su hijo en el retrete al menos dos veces al día durante 10 minutos, de preferencia poco después de una comida. Haga que éste sea un momento agradable; no regañe ni critique al niño si no es capaz de evacuar sus intestinos. El darle calcomanías u otras recompensas pequeñas, y hacer pósters que representen el progreso de su hijo, puede ayudar a motivarle y animarle.

    Si estos métodos no ayudan, o si su médico observa otros problemas, puede recomendar laxantes, ablandadores de heces o un enema. Estos productos SóLO deben utilizarse con la recomendación del médico. NO los utilice sin consultar primero con el médico de su hijo.

    Hasta que el intestino y el recto recuperen su tonicidad muscular, los niños pueden seguir teniendo "accidentes" y manchando ocasionalmente la ropa interior. Los niños que asisten a preescolar pueden usar ropa interior de entrenamiento descartable hasta recuperar el control intestinal. Llevar una muda de ropa interior y, o pantalones a la escuela puede ayudar a minimizar la vergüenza de su hijo y mejorar su autoestima a medida que progresa el control intestinal.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Los Trastornos Digestivos y Hepáticos

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing
  • Indy Eleven
  • Indy Fuel

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop