Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close
In English

Cómo Vivir con una Enfermedad Reumática

Fotografía de una niña pequeña que está montando bicicleta usando su casco

Cómo vivir con una enfermedad reumática:

Un niño que vive con una enfermedad reumática no necesariamente tiene que llevar una vida limitada. Todos los miembros de la familia se ven afectados por el diagnóstico de una enfermedad reumática del niño, por lo tanto de debe hacer un esfuerzo para mantener una rutina de actividad familiar lo más normal posible. Con la terapia adecuada, una enfermedad reumática no tiene por qué dificultar las actividades cotidianas de su hijo durante un período prolongado.

La actividad física y las enfermedades reumáticas:

El ejercicio, si se hace correctamente, puede ayudar a reducir los síntomas de la enfermedad reumátic, incluyendo los siguientes:

  • evitar la rigidez de las articulaciones.
  • mantener fuertes los músculos que rodean las articulaciones.
  • mejorar la flexibilidad de la articulación.
  • reducir la hinchazón.
  • reducir el dolor.
  • mantener fuertes y sanos los huesos y los cartílagos.
  • mejorar la alineación de las articulaciones.
  • mejorar el estado físico general.

El ejercicio muchas veces es una parte importante del plan de tratamiento global del niño para la artritis pediátrica o de otras enfermedades reumáticas. Además, el ejercicio puede contribuir a aumentar la sensación de bienestar de su hijo. Existen tres tipos principales de ejercicios que pueden resultar beneficiosos para los niños con enfermedades reumáticas:

Fotografía de una niña pequeña nadando
  • alcance de movimiento
    Los ejercicios para ampliar el alcance de movimiento se centran en mover las articulaciones en determinadas direcciones para mejorar la flexibilidad y reducir la rigidez.
  • fortalecimiento
    Los ejercicios de fortalecimiento contribuyen a aumentar o mantener la fuerza de los músculos que rodean las articulaciones, para que éstas sean más estables. Dos ejercicios de fortalecimiento frecuentes son: los isométricos (contraer los músculos sin utilizar las articulaciones) y los isotónicos (fortalecer los músculos utilizando las articulaciones).
  • estado físico
    Los ejercicios físicos mejoran la resistencia y la salud cardiovascular del niño, al tiempo que mantienen fuertes los músculos y hacen más flexibles las articulaciones. Entre los tipos de ejercicios físicos adecuados para la mayoría de los niños con enfermedades reumáticas se incluyen el caminar, nadar o andar en bicicleta.
  • Siempre consulte con el médico de su hijo antes de comenzar cualquier programa de ejercicios para su hijo. Un fisioterapeuta y, o un terapeuta ocupacional puede formar parte del cuidado de su hijo para ayudarlo con los ejercicios y la terapia.

El manejo de la dieta y el peso y las enfermedades reumáticas:

Los investigadores todavía no comprenden completamente el papel de la dieta y la nutrición en estas enfermedades. Se han llevado a cabo estudios para examinar los efectos de los alimentos, el peso y la nutrición sobre la enfermedad. Sin embargo, la Fundación para la Artritis (Arthritis Foundation) recomienda la siguiente guía alimenticia para los niños que sufren de artritis y otras enfermedades reumáticas pediátricas:

  • la variedad
    Tener una alimentación variada y comer alimentos de los cinco grupos le proporcionará al cuerpo de su hijo los nutrientes que necesita. El cansancio, el dolor y ciertos ciertos medicamentos pueden hacer que a un niño con una enfermedad reumática le resulte difícil comer saludablemente.
  • el peso
    Si ayuda a su hijo a mantener un peso saludable, la tensión sobre las articulaciones que soportan el peso como las de las rodillas y las caderas será menor. Es necesaria la participación de un nutricionista en el control del estado nutricional de su hijo.

La terapia psicosocial de las enfermedades reumáticas:

El hecho de vivir con dolor y fatiga crónicos puede hacer que su hijo se sienta deprimido y menos capaz de sobrellevar el dolor. Un círculo de dolor, depresión y estrés puede impedir al niño disfrutar de su vida al máximo. Manejar el dolor con una actitud positiva y tomar el control pueden ayudar a romper ese círculo vicioso. Parte del control eficaz del dolor es asegurarse que su hijo repose lo suficiente para ahorrar energía; el reposo debe incluir lo siguiente:

  • sueño adecuado
    Es importante dormir entre ocho y 10 horas por las noches para mantener el nivel de energía y el buen ánimo de su hijo. El sueño también le permite descansar a las articulaciones. Algunas veces una siesta por la tarde puede darle a las articulaciones una oportunidad para reposar.
  • la relajación
    Si el niño puede relajarse, reducirá el estrés en su vida y con ello reducirá los síntomas. Un cuerpo relajado implica que los músculos están relajados, aliviando parte del dolor que se asocia con las enfermedades reumáticas. Existen diversas técnicas de relajación. Consulte con el médico de su hijo para obtener más información.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Artritis y Otras Enfermedades Reumáticas Pediátricas

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing
  • Indy Eleven
  • Indy Fuel

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop