Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close

Health library

In English

Distensiones Musculares y los Esguinces

La mayoría de las lesiones deportivas se producen por traumatismos menores que afectan a los músculos, los ligamentos o los tendones, entre las que se incluyen:

  • contusiones (moretones)
  • esguinces
  • distensiones

El tobillo es la articulación que con más frecuencia sufre un esguince o una distensión.

Los tres ligamentos comprometidos en las distensiones musculares y esguinces de tobillos incluyen los siguientes:

  • ligamento peroneoastragalino anterior
  • ligamento peroneoastragalino posterior
  • ligamento peroneocalcáneo
Dibujo que demuestra los tres ligamentos comprometidos en una torcedura o esguince del tobillo
Clic Imagen para Ampliar

Los esguinces o distensiones musculares no son muy frecuentes en niños pequeños debido a que sus cartílagos de crecimiento (áreas de crecimiento del hueso situadas en los extremos de los huesos largos) son más débiles que los músculos o tendones, por lo que se ven, en cambio, expuestos a fracturas.

¿Qué es una contusión?

Una contusión o moretón es una lesión de las partes blandas producida por una fuerza contundente como por ejemplo, un puntapié, una caída o un golpe. El resultado inmediato será dolor, la hinchazón y el cambio de color.

¿Qué es un esguince?

Un esguince es una lesión en la que un ligamento se desgarra o se torsiona. Se producen con mayor frecuencia en los tobillos, las rodillas y las muñecas.

¿Qué es una distensión muscular?

Una distensión muscular es una lesión en un músculo o tendón que suele producirse por un uso excesivo, fuerza o estiramiento.

¿Cómo se diagnostica un esguince o distensión muscular?

El médico de su hijo adolescente determina el diagnóstico mediante un examen físico, durante el cual obtiene los antecedentes médicos completos del adolescente y averigua cómo se produjo la lesión.

Entre algunos de los procedimientos de diagnóstico, que también pueden ayudar a evaluar el problema, se pueden incluir los siguientes:

  • radiografía - examen de diagnóstico que utiliza rayos de energía electromagnética invisible para obtener imágenes de los tejidos, los huesos y los órganos internos en una placa radiográfica.
  • imágenes por resonancia magnética (IRM) - procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo.
  • tomografía computarizada (También llamada TC o TAC.) - procedimiento de diagnóstico por imágenes que utiliza una combinación de radiografías y tecnología computarizada para obtener imágenes de cortes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una TC muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, el tejido adiposo y los órganos. Las tomografías computarizadas muestran más detalles que las radiografías generales.

¿Cuáles son los síntomas de un esguince o distensión muscular?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de un esguince o distensión muscular. Sin embargo, cada adolescente puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • dolor en el área lesionada
  • hinchazón en el área lesionada
  • dificultad para usar o mover el área lesionada normalmente (Es posible que el adolescente no logre utilizarla o que lo haga de forma muy limitada. También es probable que cojee si la lesión se produjo en la cadera, la pierna, el tobillo o el pie)
  • calor, moretones o enrojecimiento en el área lesionada

Los síntomas de un esguince o una distensión muscular pueden parecerse a los de otros trastornos. Siempre consulte al médico de su hijo adolescente para obtener un diagnóstico.

Tratamiento para los esguinces o las distensiones musculares:

El tratamiento específico para un esguince o una distensión muscular será determinado por el médico de su hijo adolescente basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
  • la gravedad de la lesión
  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias
  • las expectativas para la evolución del trastorno
  • su opinión o preferencia

El tratamiento inicial para un esguince o una distensión muscular incluye reposo, hielo, compresión (vendaje) y elevación (su sigla en inglés es R.I.C.E.). Otras opciones de tratamiento pueden incluir lo siguiente:

  • medicamentos como el ibuprofeno

  • restricciones de la actividad

  • férula o yeso
  • muletas o silla de ruedas
  • fisioterapia (para elongar y fortalecer los músculos, los ligamentos y los tendones lesionados)
  • cirugía (especialmente si la lesión es recurrente, o si un músculo se ha desgarrado, o un tendón o un ligamento se han roto gravemente)

Asegúrese de consultar con el médico de su hijo adolescente si existe una deformidad visible y prolongada en la región afectada o si un dolor fuerte impide que utilice el brazo, la pierna, la muñeca, el tobillo o la rodilla.

¿Qué es una lesión por uso excesivo?

Según el Consejo de medicina deportiva y bienestar de la Academia estadounidense de pediatría (American Academy of Pediatrics Council on Sports Medicine and Fitness), los niños y adolescentes que participan regularmente en actividades deportivas pueden presentar daños microtraumáticos en los músculos, huesos o tendones que son sometidos a tensiones reiteradas y no tienen tiempo de curarse en forma natural. Este daño acumulativo se conoce como lesión por uso excesivo. La lesión se denomina microtraumatismo porque puede no aparecer en una radiografía, pero sí puede afectar la salud y el desarrollo general del niño o adolescente. Las lesiones por uso excesivo se clasifican en cuatro etapas:

  • dolor en el área afectada después de la actividad física
  • dolor durante la actividad física, sin limitar el rendimiento
  • dolor durante la actividad física, limitando el rendimiento
  • dolor crónico que no desaparece

Prevención de las lesiones por uso excesivo:

La Academia estadounidense de pediatría (American Academy of Pediatrics) incluye lo siguiente en sus recomendaciones para prevenir las lesiones por uso excesivo en los atletas jóvenes:

  • Dejar 1 ó 2 días por semana para descansar del entrenamiento y los deportes competitivos.
  • Tomar descansos de al menos 2 ó 3 meses de un deporte específico durante el transcurso de un año.
  • Poner énfasis en que la práctica de los deportes debe estar centrada en la diversión, el desarrollo de destrezas, la seguridad y el espíritu deportivo, y no en la competencia.

Consecuencias a largo plazo para un adolescente con un esguince o una distensión muscular:

Las contusiones, los esguinces o las distensiones musculares se curan bastante rápido en los niños y adolescentes. Es importante cumplir con las restricciones de actividad y programas de rehabilitación de elongación y fortalecimiento para prevenir una nueva lesión.

La mayoría de las lesiones deportivas se deben a una lesión por traumatismo o uso excesivo de músculos o articulaciones. Muchas pueden prevenirse con el entrenamiento y acondicionamiento adecuados y si se utilizan los elementos y el equipo protector adecuados.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Medicina del Adolescente

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing
  • Indy Eleven
  • Indy Fuel

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop