Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close
In English

Mamografía

¿Qué es una mamografía (mamograma)?

Una mamografía es un examen de rayos X de los senos. Se utiliza para detectar y diagnosticar enfermedades del seno en las mujeres que tienen problemas en los senos como un bulto, dolor o secreción del pezón, así como en las mujeres que no tienen síntomas de enfermedad. El procedimiento permite la detección del cáncer del seno, tumores benignos y quistes antes de que puedan ser detectados por palpación (tacto).

La mamografía no puede comprobar que un área anormal sea cáncer, pero si hay una sospecha significativa de la presencia de cáncer, los tejidos se extirparán para realizar una biopsia. Los tejidos de la biopsia pueden extirparse por medio de una aguja o por medio de cirugía, y pueden examinarse en el microscopio para determinar si son cancerosos.

El desarrollo reciente de la tecnología de mamografía digital parece prometedor para la mamografía por imágenes mejorada, en particular, para mujeres menores de 50 años de edad, mujeres con tejido mamario denso, o mujeres que se encuentran en período premenopáusico o perimenopáusico. La mamografía digital proporciona imágenes electrónicas de los senos que pueden ser mejoradas con tecnología informática, almacenarse en computadoras e incluso transmitirse electrónicamente en caso de requerirse el acceso remoto a la mamografía. El procedimiento para una mamografía digital es básicamente el mismo que para una mamografía estándar.

Con los sistemas de detección computarizada (CAD, por sus siglas en inglés), se analiza una imagen mamográfica digitalizada de una mamografía convencional o una mamografía obtenida por medios digitales, para verificar si se encuentran bultos, calcificaciones o áreas de densidad anormal que puedan indicar la presencia de cáncer.  El sistema detección computarizada resalta las imágenes para el análisis posterior del radiólogo.

¿Qué es una radiografía?

Las radiografías utilizan rayos de energía electromagnética invisible para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa radiográfica. Los rayos X estándar se realizan por muchas razones, incluyendo el diagnóstico de tumores o lesiones óseas.

Ilustración de la anatomía de los senos femeninos, vista lateral
Clic Imagen para Ampliar

Los rayos X se realizan utilizando radiación externa para producir imágenes del cuerpo, sus órganos y otras estructuras internas con fines de diagnóstico. Los rayos X pasan a través de las estructuras del cuerpo hasta unas placas especialmente tratadas (parecidas a una película fotográfica) y se hace una foto tipo "negativo" (cuanto más sólida es la estructura, más blanca aparece en la placa).

La anatomía de los senos:

Cada seno tiene entre 15 y 20 secciones llamadas lóbulos, que están dispuestas de la misma manera que los pétalos de una margarita. Cada lóbulo posee muchos lobulillos más pequeños, que terminan en docenas de diminutos bulbos capaces de producir leche.
Los lóbulos, lobulillos y los bulbos están conectados por unos tubos delgados llamados conductos. Estos conductos desembocan en el pezón, en el centro de un área oscura de piel llamada la aréola. La grasa llena los espacios que hay entre los lobulillos y los conductos.

El seno no tiene músculos; estos se encuentran debajo de cada seno y cubren las costillas.
Cada seno también contiene vasos sanguíneos y otros vasos que transportan linfa. Los vasos linfáticos desembocan en pequeños órganos en forma de frijol llamados nódulos linfáticos, los cuales se encuentran en la axila, por encima de la clavícula, en el pecho y en muchas otras partes del cuerpo.

Ilustración de la anatomía de los senos femeninos, vista frontal
Clic Imagen para Ampliar

¿Cuáles son los diferentes tipos de mamogramas?

Un mamograma de exploración es una radiografía del seno usada para detectar cambios en los senos de las mujeres que no muestran señales de cáncer del seno. Usualmente se toman dos radiografías de cada seno. Usando un mamograma, es posible detectar un tumor que no se puede palpar.

Un mamograma de diagnóstico es una radiografía del seno que se usa para diagnosticar cambios inusuales en el seno, como un bulto, dolor, engrosamiento o secreción del pezón, o un cambio en la forma o el tamaño del seno.

Un mamograma de diagnóstico también se utiliza para evaluar anomalías detectadas en los mamogramas exploratorios. Es un instrumento médico básico, y es el indicado en la investigación de los cambios del seno, independientemente de la edad de la mujer.

Las mamografías se han utilizado como por unos 30 años, y en los últimos 15 años los avances técnicos han mejorado no sólo la técnica sino también los resultados. Hoy en día, el equipo especializado, que se usa únicamente para la toma de rayos X del seno, produce estudios que son de alta calidad pero bajos en dosis de radiación.

La mamografía puede utilizarse como práctica exploratoria o para realizar un diagnóstico. Las mujeres mayores de 25 años deben someterse a mamografías de diagnóstico si tienen síntomas como un bulto palpable, indentación o engrosamiento de la piel de los senos, secreción o retracción del pezón, úlcera erosiva del pezón o dolor de senos.

Los mamogramas pueden utilizarse para evaluar el dolor de senos cuando el examen físico y los antecedentes no son concluyentes. Las mujeres con senos densos, “grumosos” y/o muy grandes deben someterse a mamografías, ya que puede ser difícil realizar un examen físico.

Las mujeres que presentan alto riesgo de cáncer de senos o que poseen antecedentes de cáncer de senos deben someterse a mamografías en forma rutinaria.

¿Quiénes deben someterse a mamogramas exploratorios?

La  American  Cancer  Society  recomienda las siguientes pautas para la detección temprana de cáncer en mujeres que no presentan síntomas:

  • Mamografías anuales a partir de los 40 años de edad. La edad en la que se deben interrumpir los exámenes se determina de manera individual de acuerdo con los riesgos y beneficios posibles de los exámenes basados en el estado de salud general de una mujer.
  • Un examen clínico del seno debe ser parte de un examen programado regularmente cada tres años para mujeres de veinte a cuarenta años y cada año para mujeres a partir de los cuarenta años.
  • Las mujeres deben saber cómo se sienten generalmente sus senos al tacto e informar cualquier cambio de inmediato a su proveedor de atención de salud.  El autoexamen de los senos es una opción para todas las mujeres de veinte años en adelante.
  • Las mujeres con mayor riesgo (historia familiar, tendencia genética, antecedentes de cáncer de seno) deben hablar con sus médicos acerca de los beneficios y limitaciones de comenzar a realizarse mamografías de detección más temprano, hacerse exámenes adicionales (ultrasonido de seno, imagen de resonancia magnética) o exámenes más frecuentes.

Además, se recomiendan las siguientes pautas en función de la edad:

  • Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) para las mamografías exploratorias: Las mujeres de 40 años y más deben someterse a un mamograma exploratorio regularmente, cada año o cada dos años.
  • Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society) para las mamografías exploratorias: Las mujeres de 40 años de edad y mayores deben someterse a un mamograma exploratorio cada año.

Consulte a su médico acerca de las pautas de detección adecuadas para usted.

¿Qué condiciones muestra el mamograma?

Imagen de un mamograma del seno que muestra un nudo canceroso
Clic Imagen para Ampliar

Un mamograma ayuda a identificar las siguientes condiciones:

  • Calcificaciones - depósitos minúsculos de minerales dentro del tejido del seno. Existen dos categorías de calcificaciones: 
    • Macrocalcificaciones - depósitos gruesos de calcio que suelen indicar cambios degenerativos en los senos, como: 
      • envejecimiento de las arterias de los senos
      • lesiones viejas
      • inflamaciones
    • Microcalcificaciones - partículas diminutas (de menos de 1/50 de pulgada) de calcio. Cuando se ven muchas microcalcificaciones en un área, se denomina racimo.
  • Masas - pueden aparecer con o sin calcificaciones asociadas; sus causas varían y pueden incluir: 
    • Quistes - son una acumulación de líquido no canceroso en el seno. No pueden ser diagnosticados solamente mediante un examen físico o un mamograma. Se requiere un ultrasonido del seno o la aspiración con una aguja. Si la masa no es un quiste, es posible que se requieran más imágenes.
    • Patologías mamarias benignas - las masas pueden controlarse con mamografías periódicas, pero otras requieren una biopsia inmediata o retrasada. Alrededor del 80 por ciento de todos los cambios que son una biopsia de mama se encuentran para ser benignos (no cancerosos), cuando se mira bajo el microscopio.
    • Cáncer de senos
Imagen del procedimiento de un mamograma

¿Cómo se realiza un mamograma?

Normalmente, un mamograma se realiza de forma ambulatoria, aunque puede ser parte del cuidado hospitalario. No existe una preparación específica para el examen. Sin embargo, la mujer no debe utilizar desodorante, polvos ni lociones en las axilas el día del examen, ya que estas sustancias pueden interferir con las imágenes.

Aunque cada centro puede tener protocolos específicos, normalmente el procedimiento de un mamograma sigue este proceso:

  1. La paciente debe describirle cualquier síntoma o problema al tecnólogo antes del examen (si existiera alguno).
  2. La paciente se quitará la ropa de la cintura para arriba y se le dará una bata para que se la ponga.
  3. La paciente será colocada en la unidad de mamografía, sentada, de pie o acostada.
  4. El seno se colocará entre las dos placas de la unidad de mamografía, y se aplicará presión para comprimir el tejido. (Esto puede producir una molestia temporal). La compresión del seno es necesaria a fin de obtener la mejor imagen con la menor cantidad de radiación posible.
  5. Se pedirá a la paciente que contenga la respiración durante unos pocos segundos mientras se toman los rayos X.
  6. El tecnólogo se situará detrás de una ventana protectora y tomará la imagen.
  7. Se pueden tomar al menos dos radiografías de cada seno desde las posiciones superior y lateral para producir las placas a fin de que el médico las revise.
  8. Después de realizar las radiografías, se solicitará a la paciente que espere durante un momento hasta que el radiólogo pueda revisar las placas y decida si es necesario realizar más radiografías.
  9. El proceso de examen dura aproximadamente 20-30 minutos.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Radiología

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing
  • Indy Eleven
  • Indy Fuel

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop