Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close
In English

Dolores del Cuello y de la Espalda

¿Qué es el dolor en la parte baja de la espalda?

El dolor en la parte baja de la espalda puede ser desde un dolor leve, sordo y molesto, hasta un dolor fuerte y persistente que deja a la persona que lo padece totalmente incapacitada. El dolor en la parte baja de la espalda puede limitar los movimientos e interferir con las funciones normales.

¿Qué es el dolor en el cuello?

El dolor en el cuello es un dolor que se produce en el área de las siete vértebras cervicales de la zona del cuello. Debido a su localización y arco de movilidad, el cuello suele quedar desprotegido y expuesto a sufrir lesiones.

El dolor en la espalda o en el cuello puede ser agudo, o sea aparece de repente y es intenso, o crónico, el cual puede durar varias semanas o meses, o incluso años. El dolor puede ser continuo o intermitente.

¿Cuál es la causa del dolor en la espalda y en el cuello?

La causa exacta del dolor en la espalda o en el cuello se descubre en muy pocas ocasiones, incluso con la tecnología que existe en la actualidad. En la mayor parte de los casos el dolor de espalda o del cuello puede ser un síntoma con diversas causas, que incluyen algunas o todas las que enumeramos a continuación:

  • Uso excesivo, actividad agotadora o uso incorrecto como por ejemplo, levantar objetos muy pesados o de forma repetida.
  • Traumatismos, lesiones o fracturas.
  • Degeneración de las vértebras, a menudo causada por tensión en los músculos y ligamentos que sostienen la columna vertebral o por los efectos del envejecimiento.
  • Infección.
  • Crecimiento anormal, por ejemplo un tumor o un espolón óseo.
  • Obesidad, que a menudo causa exceso de peso sobre la columna vertebral y presión sobre los discos.
  • Falta de tonicidad muscular.
  • Tensión o espasmos musculares.
  • Esguince o torcedura.
  • Desgarros de los músculos o los ligamentos.
  • Problemas en las articulaciones, como por ejemplo la artritis.
  • Fumar.
  • Un disco que se ha salido o herniado (deslizado) y está pinzando un nervio.
  • Osteoporosis y fracturas compresivas.
  • Anomalías congénitas (presentes al nacer) de vértebras y huesos.

¿Cómo puede prevenirse el dolor en la espalda y en el cuello?

Las siguientes recomendaciones pueden ayudar a prevenir el dolor en la espalda y en el cuello:

  • Utilizar técnicas correctas para levantar objetos.
  • Utilizar los teléfonos, las computadoras y otro material de trabajo de forma adecuada.
  • Mantener una postura correcta cuando se esté sentado, de pie o durmiendo.
  • Hacer ejercicio de forma regular (con ejercicios de estiramiento adecuados antes de empezar).
  • Evitar fumar.
  • Mantener un peso saludable.
  • Reducir el estrés emocional, que puede producir tensión muscular.

Rehabilitación para el dolor de la espalda y del cuello:

Un programa de rehabilitación para los dolores de la espalda y del cuello se diseña para atender a las necesidades de cada paciente en particular, dependiendo del tipo y la gravedad del dolor, la enfermedad o la lesión. La participación activa del paciente y su familia son fundamentales para el éxito del programa.

El objetivo de la rehabilitación para el dolor de la espalda o de cuello consiste en ayudar al paciente a recuperar el máximo nivel posible de funcionalidad e independencia y a mejorar su calidad de vida general tanto en el aspecto físico como en los aspectos psicológico y social. La rehabilitación se centra en aliviar el dolor y mejorar la movilidad (el movimiento).

Para poder conseguir dichos objetivos, los programas de rehabilitación para los dolores de la espalda y del cuello pueden incluir lo siguiente:

  • Programas de ejercicios para aumentar el arco de movilidad y la fuerza muscular, mejorar la flexibilidad y la movilidad y aumentar la resistencia.
  • Ayudar a obtener dispositivos de asistencia para promover la independencia.
  • Educación y asesoramiento del paciente y su familia.
  • Técnicas para el control del dolor.
  • Asesoramiento para dejar de fumar.
  • Reentrenamiento de la marcha (la forma de caminar) y el equilibrio.
  • Control del estrés.
  • Consejo dietético.
  • Evaluación ergonómica y programas de prevención de las lesiones relacionadas con el trabajo.
  • Consejo vocacional.

Generalmente, la rehabilitación para el dolor de la espalda y del cuello se realiza en tres fases, que son las siguientes:

Fase I:
Fase aguda
Durante esta fase inicial el fisiatra y el equipo de tratamiento se centran en realizar el diagnóstico, establecer un plan de tratamiento e iniciar el mismo para reducir el dolor y la inflamación. Esto puede incluir algunos de los puntos enumerados anteriormente y se pueden también utilizar ultrasonidos, estimulación eléctrica o inyecciones especiales.
Fase II:
Fase de recuperación
Una vez que el dolor y la inflamación iniciales se han reducido, el equipo de rehabilitación se centra en ayudar al paciente a recuperar la funcionalidad. Esto incluye la vuelta del paciente a sus actividades cotidianas, al tiempo que inicia un programa de ejercicios diseñado para ayudarle a recuperar la fuerza y la flexibilidad.
Fase III:
Fase de mantenimiento
El objetivo de esta fase tiene dos aspectos: enseñar al paciente maneras de prevenir mayores lesiones y tensión sobre la espalda y el cuello y ayudarle a prevenir mayores lesiones mejorando la fuerza y la resistencia.

El equipo de rehabilitación para los dolores de la espalda y del cuello:

Los programas de rehabilitación para el cuello y la espalda se pueden llevar a cabo como paciente interno o en clínica externa. Muchos profesionales capacitados forman parte del equipo de rehabilitación para los dolores de la espalda y del cuello, incluyendo algunos o todos de los siguientes:

  • Ortopeda / cirujano ortopédico.
  • Neurólogo / neurocirujano.
  • Fisiatra.
  • Internista.
  • Enfermera o enfermero de rehabilitación.
  • Dietista.
  • Fisioterapeuta.
  • Terapeuta ocupacional.
  • Trabajador social.
  • Fisiólogo de ejercicio.
  • Psicólogo / psiquiatra.
  • Terapeuta recreativo.
  • Coordinadores de la atención médica.
  • Capellán.
  • Consejero vocacional.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Medicina Física y la Rehabilitación

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing
  • Indy Eleven
  • Indy Fuel

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop