Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close
In English

Seguridad al Practicar Deportes

Participar en deportes es excelente para los niños, tanto física como psicológicamente. Los deportes pueden aumentar la coordinación física, la buena condición y la autoestima de un niño. Además los deportes pueden enseñar a los niños acerca del trabajo en equipo y la autodisciplina.

Sin embargo, puesto que los cuerpos de los niños aún están creciendo y todavía se está desarrollando su coordinación, los niños son más susceptibles a las lesiones deportivas. Aproximadamente 3,5 millones de niños de 14 años de edad y menores son tratados por lesiones relacionadas con los deportes cada año. La mitad de todas estas lesiones pueden prevenirse con el uso del equipo de seguidad apropiado, cambios en el entorno de juego y el establecimiento de reglas deportivas que ayuden a prevenir las lesiones.

La mayoría de las lesiones deportivas en la infancia se producen debido a los siguientes factores:

  • Falta de educación y conciencia acerca de las precauciones de seguridad y lesiones potenciales.
  • Equipo inapropiado o ausencia de equipo.
  • Niños mal preparados.

Las siguientes son precauciones de seguridad recomendadas para prevenir las lesiones deportivas en los niños:

  • Los niños deben utilizar ropa de seguridad y equipo apropiados.
  • El entorno de juego debe ser seguro.
  • Los deportes deben practicarse correctamente con niños de tamaño, nivel de habilidad y madurez física y emocional similares.
  • Los niños deben estar en forma y mentalmente preparados.
  • Los niños que practiquen un deporte deben ser supervisados por un adulto que haga cumplir las reglas de seguridad.
  • Los niños deben permanecer hidratados durante y después de los deportes.

Ropa y equipo de seguridad:

La ropa de seguridad debe ser específica para el deporte y puede incluir artículos como gafas de seguridad, protectores para la boca, coderas, rodilleras, protectores para las espinillas y cascos. La ropa de seguridad que utiliza un niño debe ajustarse adecuadamente. Además, el equipo deportivo (como bates, canastas y porterías) debe estar en buenas condiciones y cualquier daño debe repararse o el equipo debe reemplazarse. El área de juego debe estar libre de escombros y agua.

Reconocimiento físico:

Para asegurarse de que su hijo esté físicamente en condiciones de participar en un deporte específico, el médico de su hijo debe hacerle un "examen físico para deportes". Estos exámenes físicos pueden revelar los puntos fuertes y débiles del físico de su hijo y ayudar a determinar cuáles son los deportes apropiados. La mayoría de los deportes físicos para los niños incluyen un examen de salud que mide la altura, el peso y los signos vitales, así como un examen de los ojos, la nariz, los oídos, el pecho y el abdomen. Además, el médico de su hijo puede realizar un examen ortopédico para examinar las articulaciones, los huesos y los músculos.

Edad:

El iniciar a un niño demasiado joven en los deportes no beneficiará a su hijo físicamente. La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, su sigla en inglés es AAP) recomienda que los niños empiecen a participar en deportes de equipo a la edad de 6 años, cuando entienden mejor el concepto de trabajo en equipo. Sin embargo, no hay dos niños iguales, y algunos puede que no estén física o psicológicamente listos para tomar parte en un deporte de equipo incluso a la edad de 6 años. Los padres deben basar su decisión de permitir o no al niño participar en un deporte específico basándose en lo siguiente:

  • La edad.
  • El peso.
  • La constitución física.
  • El desarrollo físico.
  • El desarrollo emocional.
  • El interés del niño en el deporte.

Nota: La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda que los adolescentes cuyo desarrollo es tardío eviten los deportes de contacto hasta que su cuerpo se haya desarrollado al mismo nivel que el de sus compañeros.

La importancia de la hidratación:

Cuando su hijo participe en deportes, sudará. Este sudor debe ser reemplazado con cantidades iguales de líquidos, normalmente de 1 a 1½ litros por hora de actividad deportiva intensa. Su hijo debe beber líquidos antes, durante y después de cada práctica o partido. Para evitar los calambres estomacales al beber grandes cantidades de líquidos de una vez, anime a su hijo a beber aproximadamente una taza de agua (o un tipo de bebida deportiva) cada 15 ó 20 minutos. Las bebidas que deben evitarse incluyen las bebidas con gas y cafeína.

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la deshidratación. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Sed extrema.
  • Debilidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Orina oscura.
  • Ligera pérdida de peso.

Si su hijo muestra signos de deshidratación, asegúrese de que reciba líquidos inmediatamente, así como algún pasabocas (bocado entre comidas). Los síntomas de la deshidratación pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte con el médico de su hijo para el diagnóstico.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Pediatría

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing
  • Indy Eleven
  • Indy Fuel

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop