Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close
In English

Fiebre

¿Qué es la fiebre?

La fiebre es una temperatura de 100,4o F o superior (38 grados centígrados).

El cuerpo tiene varias formas de mantener una temperatura normal. Los órganos implicados en ayudar a regular la temperatura incluyen el cerebro, la piel, los músculos y los vasos sanguíneos. El cuerpo responde a los cambios de temperatura de las siguientes maneras:

  • Aumentando o disminuyendo la producción de sudor.
  • Alejando o acercando el flujo de sangre a la superficie de la piel.
  • Eliminando o reteniendo agua en el cuerpo.
  • Deseando de forma natural buscar un ambiente más frío o más templado.

Cuando su hijo tiene fiebre, el cuerpo funciona de la misma forma para controlar la temperatura, pero reestablece su termostato a una temperatura más alta. La temperatura aumenta por muchas razones:

  • El cuerpo produce sustancias químicas, llamadas citocinas y mediadores, en respuesta a la invasión de un microorganismo, un tumor u otro intruso.
  • El cuerpo fabrica más macrófagos, que son células que entran en combate cuando los intrusos están presentes en el cuerpo. Estas células en realidad "engullen" al organismo invasor.
  • El cuerpo está ocupado tratando de producir anticuerpos naturales, que luchan contra la infección. Estos anticuerpos reconocerán la infección la próxima vez que trate de invadir.
  • Muchas bacterias están encerradas en una membrana tipo cubierta. Cuando esta membrana se disgrega o se rompe, el contenido que escapa puede ser tóxico para el cuerpo y estimular el cerebro para que suba la temperatura.

¿Qué condiciones pueden causar la fiebre?

Las siguientes condiciones pueden causar la fiebre:

  • Enfermedades infecciosas.
  • Ciertos medicamentos.
  • Insolación.
  • Transfusión de sangre.
  • Trastornos del cerebro.

¿Cuáles son los beneficios de la fiebre?

La fiebre ayuda al cuerpo a destruir al microbio invasor. También estimula una respuesta inflamatoria, que envía todo tipo de sustancias a la zona de la infección para protegerla, evitar la diseminación del invasor e iniciar el proceso de curación.

¿Cuáles son los síntomas que indican que mi hijo tiene fiebre?

Los niños que tienen fiebre pueden sentise más incómodos a medida que la temperatura sube. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la fiebre. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Además de una temperatura corporal superior a 100,4° F (38 grados centígrados), los síntomas pueden incluir:

  • Puede que su hijo no esté tan activo o hablador como está normalmente.
  • Puede parecer más quisquilloso, menos hambriento y más sediento.
  • Su hijo puede sentirse tibio o caliente. Recuerde que incluso si su hijo se siente como si se estuviera "quemando", puede que la temperatura oral o rectal real no sea tan alta.

Los síntomas de la fiebre pueden parecerse a los de otras condiciones médicas. De acuerdo con la American Academy of Pediatrics, si su hijo es menor de dos meses de edad y tiene una temperatura rectal de 100,4 grados Fahrenheit o más, debe llamar a su pediatra.  En caso de duda, siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cuándo debe de tratarse la fiebre?

En los niños, debe tratarse una fiebre que sea igual o superior a 102,2° F (39 grados centígrados). Los niños mayores de dos meses de edad con fiebre de 102º o más que no responde a medicamentos antifebriles deben ver a un médico. Los niños entre los 6 meses y los 5 años de edad pueden desarrollar crisis convulsivas como consecuencia de una fiebre alta (denominadas crisis convulsivas febriles). Si su hijo tiene una crisis convulsiva febril, existe una posibilidad de que la crisis convulsiva pueda ocurrir de nuevo, pero normalmente los niños superan las crisis convulsivas febriles. Una crisis convulsiva febril no significa que su hijo tenga epilepsia.

Si su hijo se siente muy incómodo con una fiebre de menor grado, puede ser necesario un tratamiento. Tratar la fiebre de su hijo no ayudará al cuerpo a deshacerse de la infeción más rápido, simplemente aliviará las molestias asociadas con la fiebre.

¿Qué puedo hacer para bajar la fiebre de mi hijo?

El tratamiento específico de la fiebre será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

La aspirina y el riesgo de síndrome de Reye en los niños

Nunca le dé aspirinas a un niño sin consultar antes con el médico de su niño. La aspirina, cuando se les da a los niños como tratamiento, se ha asociado con el síndrome de Reye, un trastorno infantil que puede ser grave o incluso mortal. Debido a ello los pediatras y otros profesionales de la salud recomiendan que no se utilice aspirina (ni ningún otro medicamento que contenga aspirina) para tratar las enfermedades víricas de los niños.

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la condición.
  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

Administre un medicamento contra la fiebre, como el acetaminofén o el ibuprofeno. NO le dé a su hijo aspirina, puesto que se la ha vinculado a una enfermedad grave y potencialmente fatal, llamada el síndrome de Reye.

Otras formas de bajar la fiebre:

  • Vista al niño con poca ropa. El exceso de ropa atrapa el calor del cuerpo y provoca que la temperatura suba.
  • Anime a su hijo a beber bastantes líquidos, como jugos, sodas, ponches o paletas heladas.
  • Déle a su hijo un baño con agua tibia.
  • Coloque paños fríos sobre las zonas del cuerpo donde los vasos sanguíneos están cerca de la superficie de la piel, como la frente, las muñecas y las ingles.
  • No use baños con alcohol.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi hijo?

De acuerdo con la American Academy of Pediatrics, cuando la temperatura de un niño alcanza los 105º, se lo considera una emergencia médica y necesita ser atendido por un médico de inmediato.

Llame al médico de su hijo inmediatamente si su hijo es menor de 2 meses de edad y tiene cualquiera de las siguientes condiciones:

  • La temperatura rectal es superior a 100.4°.
  • Su hijo está llorando inconsolablemente.
  • Su hijo tiene dificultad para despertarse.
  • El cuello de su hijo está rígido.
  • Su hijo tiene una convulsión.
  • Tiene manchas púrpura en la piel.
  • Respira con dificultad Y no mejora después de que usted le limpie la nariz.
  • Su hijo es incapaz de tragar cualquier cosa y está babeando saliva.
  • Su hijo parece o se comporta como si estuviera muy enfermo (si es posible, compruebe la apariencia de su hijo una hora después de que haya tomado la dosis adecuada de acetaminofén).

Llame al médico de su hijo en un plazo de 24 horas si su hijo tiene de 2 a 4 meses de edad y presenta cualquiera de las siguientes condiciones:

  • Tiene fiebre entre 104oF y 105o F (entre 40 y 40,5 grados centígrados) (especialmente si su hijo tiene menos de 2 años de edad).
  • Se produce escozor o dolor al orinar.
  • Su hijo ha tenido fiebre durante más de 24 horas sin una causa o localización obvia de infección.

Llame al médico de su hijo durante las horas de consulta si se produce cualquiera de las siguientes condiciones:

  • Su hijo ha tenido fiebre durante más de 72 horas.
  • La fiebre desapareció durante más de 24 horas y después regresó.
  • Su hijo tiene antecedentes de crisis convulsivas febriles.
  • Usted tiene otras preocupaciones o preguntas.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Pediatría

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing
  • Indy Eleven
  • Indy Fuel

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop