Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close
In English

Visión General de las Intoxicaciones

El peligro de las intoxicaciones:

Las personas de cualquier edad pueden enfermarse si entran en contacto con ciertos medicamentos, pesticidas domésticos, productos químicos, cosméticos o plantas. Sin embargo, los niños siguen teniendo un mayor riesgo de intoxicación accidental e incluso de muerte por intoxicación que los adultos, no sólo porque son más pequeños sino también porque sus índices metabólicos son más rápidos y físicamente tienen menor capacidad para enfrentarse a las sustancias tóxicas.

¿Cuál es la causa de las intoxicaciones?

Los niños pequeños se intoxican con mayor frecuencia con cosas que hay en su hogar, incluidas, entre otras, las siguientes:

  • Fármacos y medicamentos (los medicamentos a base de hierro son la causa más común de intoxicación en los niños menores de 5 años).
  • Productos de limpieza.
  • Plantas.
  • Cosméticos.
  • Pesticidas.
  • Pinturas y disolventes.

Cada vez más, las intoxicaciones por monóxido de carbono y por plomo suponen una amenaza tanto para los niños como para los adultos. Aunque en todos los casos de intoxicación se pueden producir reacciones serias, la mayoría de las personas no sufren daños permanentes si reciben tratamiento de inmediato.

¿Cómo se producen la mayoría de las intoxicaciones?

Más del 90 por ciento de las exposiciones a sustancias tóxicas se producen en el hogar. En los niños menores de 5 años, el 57 por ciento de las exposiciones a sustancias tóxicas son por productos no farmacológicos como cosméticos, productos de limpieza, plantas, pesticidas y materiales artísticos, mientras que el 43 por ciento son por fármacos (drogas) y medicamentos.

La mayor parte de las intoxicaciones se producen cuando los padres no están prestando atención o vigilando a los niños tan de cerca como lo hacen habitualmente. Las llamadas a los centros de control para las intoxicaciones alcanzan su pico máximo entre las cuatro de la tarde y las diez de la noche. De hecho, debido a que la rutina agotadora de preparar la cena causa tantos fallos en la atención de los padres, las últimas horas de la tarde han llegado a conocerse como "la hora del arsénico" entre el personal del centro de control para las intoxicaciones.

Qué hacer si se produce una intoxicación:

  • Ingestión de sustancias tóxicas
    Si descubre a su hijo con un envase abierto o vacío de una sustancia tóxica el niño puede haberse intoxicado. Mantenga la calma y actúe con rapidez:
    • Quítele al niño la sustancia tóxica.
    • Si la sustancia está aún en la boca del niño, hágale escupir o extráigala con sus dedos (guárdela junto con las demás muestras de lo que ha tragado el niño).
    • No haga que el niño vomite (su médico o el centro de control para las intoxicaciones le explicarán cuándo es necesario hacer que un niño vomite).
    • No siga las instrucciones de los envases con respecto a las intoxicaciones, ya que suelen estar desfasadas; en lugar de eso, llame inmediatamente a su médico o al centro de control para las intoxicaciones para que le den instrucciones.

Llame al 911 de inmediato si su hijo presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor de garganta.
  • Problemas para respirar.
  • Somnolencia, irritabilidad o sobresaltos.
  • Náusea, vómito o dolor de estómago sin fiebre.
  • Quemaduras o ampollas en la boca o en la lengua.
  • Saliveo inusual.
  • Olores extraños del aliento.
  • Manchas extrañas en la ropa.
  • Convulsiones o inconsciencia.

Lleve o envíe el recipiente de la sustancia tóxica con su hijo para ayudar al médico a determinar qué es lo que ha tragado. Si su hijo no presenta los síntomas anteriores, llame a su centro de control para las intoxicaciones o al médico de su hijo. Necesitarán la siguiente información para poder ayudarle:

  • Su nombre y su número de teléfono.
  • El nombre de su hijo, la edad y su peso.
  • Cualquier condición médica que su hijo pueda tener.
  • Cualquier medicamento que su hijo pueda estar tomando.
  • El nombre de la sustancia que ha tragado su hijo (léalo en el envase y deletréelo).
  • La hora a la que su hijo tragó la sustancia tóxica (o a la que usted encontró a su hijo) y la cantidad que cree que ha tragado.
  • Cualquier síntoma que pueda tener su hijo.
  • Si la sustancia era un medicamento que se vende con receta, deles toda la información de la etiqueta, incluido el nombre del fármaco.
    • Si el nombre del fármaco (droga) no está en la etiqueta, deles el nombre y el número de teléfono de la farmacia y la fecha en que se lo recetaron.
    • El aspecto de la pastilla (si lo sabe) y si tenía letras o números escritos.
  • Si su hijo ha tragado otra sustancia, como parte de una planta, descríbala lo mejor que pueda para ayudar a identificarla.
  • Sustancias tóxicas sobre la piel
    Si su hijo se derrama una sustancia química sobre su cuerpo, desnúdelo y lávelo con agua tibia (no caliente). Si la zona muestra signos de estar quemada, continúe echándole agua durante al menos 15 minutos, por mucho que el niño proteste. Después llame al centro de control para las intoxicaciones para que le aconsejen qué más debe hacer. No utilice grasas ni pomadas.
  • Sustancias tóxicas en los ojos
    Mantenga el párpado abierto y vierta un chorro constante de agua tibia (no caliente) en el borde interno del ojo. Si se trata de un niño, puede necesitar la ayuda de otro adulto para sujetar al niño mientras usted lava el ojo. Continúe lavando el ojo durante 15 minutos y después llame al centro de control para las intoxicaciones para que den más instrucciones. No utilice un lavaojos, gotas ni pomadas a menos que se lo digan en el centro de control para intoxicaciones.
  • Vapores o gases tóxicos
    En el hogar, los vapores tóxicos pueden provenir de las siguientes fuentes:
    • Un automóvil encendido en un garaje cerrado.
    • Fugas de las tuberías del gas.
    • Estufas de leña, de carbón o de queroseno que no funcionan bien.
    • Mezclar lejía y amoniaco para limpiar, con lo que se produce gas de chloramine (tosilcloramida).
    • Vapores fuertes de otros productos de limpieza y disolventes.

    Si su hijo aspira vapores o gases, llévelo inmediatamente a respirar aire fresco.
    • Si su hijo respira sin problemas, llame al centro de control para intoxicaciones para que le den más instrucciones.
    • Si su hijo tiene problemas para respirar, llame al 911 o a su servicio local para emergencias (su sigla en inglés es EMS).
    • Si hijo ha dejado de respirar, inicie la resucitación cardiopulmonar (su sigla en inglés es CPR) y no deje de hacerla hasta que vuelva a respirar o hasta que otra persona se haga cargo de la CPR. Si puede, haga que alguien llame inmediatamente al 911. Si está solo, realice la CPR durante un minuto y después llame al 911.

Esté preparado para una emergencia de intoxicación poniendo el número de teléfono del centro para intoxicaciones cerca de todos los teléfonos de su hogar.

De ahora en más, ciertos productos para el hogar de uso corriente llevarán tapas de seguridad para los niños.

En 2002, la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor votó la obligatoriedad de que ciertos productos para el hogar de uso corriente lleven tapas de seguridad. Los productos, todos ellos hidrocarburos oleosos, son poco espesos y resbaladizos y, al beberlos, los niños pueden ahogarse si las sustancias llegan a sus pulmones. Al recubrir el interior de los pulmones, los productos pueden causar neumonía química. La nueva norma entrará en vigencia dentro de los próximos 12 meses. Entre los productos que deberán llevar tapa de seguridad se incluyen:

  • aceites para bebés
  • protectores solares
  • secadores de esmaltes para uñas
  • aceites capilares
  • aceites para el baño, aceites para el cuerpo y aceites para masajes
  • cremas limpiadoras de maquillaje
  • algunos productos químicos para automotores (aditivos para gasolina, limpiadores de inyección de combustible y limpiadores para carburador)
  • solventes limpiadores (limpiadores oleosos para maderas, limpiadores para metal, quitamanchas y removedores de adhesivos)
  • algunos repelentes de agua con productos minerales que se usan para las cubiertas, zapatos y equipo deportivo
  • aceite doméstico de uso general
  • solventes que contienen kerosene y que se utilizan para limpiar armas

Los productos oleosos que son más densos y espesos no causan problemas ya que no es fácil que sean aspirados hacia los pulmones.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Las Emergencias No-Traumáticas

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing
  • Indy Eleven
  • Indy Fuel

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop