Community Health Network

Ranked among the nation's most integrated healthcare systems, Community Health Network is Central Indiana's leader in providing convenient access to exceptional healthcare services, where and when patients need them—in hospitals, health pavilions, workplaces, schools and homes.

Explore Community

Close
In English

Dolor y Pérdida

Visión general del proceso de dolor por la pérdida de un ser querido:

El dolor es una respuesta humana natural ante la pérdida de un ser querido. Se puede manifestar de muchas formas. El dolor atraviesa diferentes etapas; de incredulidad y rechazo, a enojo y culpa, hasta que encuentra una fuente de consuelo y eventualmente la persona afectada se ajusta a la pérdida.

Es normal que ambos, el moribundo y los sobrevivientes experimenten dolor. Para los sobrevivientes el proceso doloroso puede prolongarse durante muchos años y manifestarse de muchas maneras. El desafío de aceptar la muerte y que el morir es la etapa final de la vida es lo que significa el proceso de dolor.

¿Qué es el dolor anticipado frente a la pérdida repentina?

  • El dolor anticipado - ocurre cuando alguien tiene una enfermedad prolongada y el paciente así como los familiares esperan el fallecimiento. La anticipación de la pérdida de un ser querido puede ser tan doloroso y lleno de tensiones como el fallecimiento mismo de la persona. El dolor anticipado permite que la familia se prepare para el fallecimiento inevitable. éste puede ser el momento para resolver situaciones y preocupaciones, buscar apoyo de autoridades religiosas, familiares y amigos, así como clarificar los deseos del ser querido con respecto al funeral, el entierro y otros asuntos en relación con el final de su vida.
  • La pérdida repentina - es la muerte que sucede inesperada y súbitamente, como un accidente fatal o un ataque cardíaco. Dichas tragedias pueden llevar a los sobrevivientes a sentirse asombrados y confusos. Los seres queridos a menudo se quedan con muchas preguntas, problemas sin resolver y una variedad de emociones incluyendo el enojo, la culpa y el dolor. El apoyo de familiares, de los amigos y de los miembros de una institución religiosa es vital para las personas que experimentan la pérdida repentina de seres queridos.

¿Qué puede suceder en el caso de la muerte anticipada?

Muchas personas, aunque no todas, que se enfrentan a su propia muerte desean discutir asuntos relacionados con su agonía y muerte. Este puede ser el momento adecuado para discutir asuntos espirituales, resolver preocupaciones familiares, reflexionar sobre la vida de nuestro ser querido, sus logros y expresarle gratitud. También proporciona la oportunidad de poner en orden todo lo relacionado a asuntos prácticos incluyendo lo siguiente. Considere:

  • ¿Pueden pagarse anticipadamente los gastos del funeral?
  • ¿Qué funeraria preferiría la persona para ocuparse de todos los asuntos relacionados con el funeral?
  • ¿Puede la persona ayudar con la información para las notas necrológicas asegurándose de que sean correctas y completas?
  • ¿Cuáles son los deseos específicos del individuo para su funeral?
  • Si habrá un oficio religioso, ¿puede el moribundo ayudar en la planificación, seleccionado lecturas de las Sagradas Escrituras o cánticos?
  • ¿Prefiere la incineración o el entierro?
  • ¿Se ha comprado un terreno en el cementerio?
  • ¿Desea la persona que se hagan contribuciones en su memoria a una obra benéfica en particular u organización de beneficencia?
  • ¿Puede la persona dirigir a otros en referencia a asuntos prácticos tales como testamentos, cuentas de banco, nombre del abogado, planes de pensión, fondos de jubilación y pólizas de seguro de vida?

¿Cuáles son los síntomas del dolor?

Es natural que tanto el moribundo como los sobrevivientes experimenten muchos síntomas de dolor. Entre estos síntomas se incluyen los siguientes:

Síntomas físicos

  • Falta de energía, fatiga.
  • Dolor de cabeza y molestias del estómago.
  • Sueño excesivo o, por el contrario, trabajo y actividad excesiva.

Síntomas emocionales

  • Falta de memoria, aturdimiento y preocupación.
  • Irritabilidad.
  • Depresión y, por el contrario, sentimientos de euforia.
  • Enojo extremo o, por el contrario, sentimiento de resignación.

Síntomas espirituales

  • Sentimiento de estar cerca de Dios, o por el contrario, sentimiento de enojo e injurias a Dios.
  • Fortalecimiento de la fe, o por el contrario, dudas de la fe.

¿Cuáles son las diferentes etapas del dolor?

Es natural tanto para las personas moribundas, como para los seres queridos, pasar por muchas etapas de dolor. Para los sobrevivientes, el proceso doloroso puede permanecer por varios meses o por dos o tres años o más.

Las etapas de dolor no necesariamente siguen algún orden y varían de un individuo a otro. Las personas pueden entrar y salir de estas etapas en momentos diferentes a través del proceso de dolor. Estas etapas incluyen las siguientes:

  • Choque (shock).
  • Depresión, soledad y sensación de aislamiento.
  • Síntomas físicos.
  • Ataques de pánico.
  • Culpa.
  • Ira.
  • Incapacidad para volver a la rutina cotidiana.
  • Regreso a los sentimientos de desesperanza.
  • Aceptación.

Si usted o alguien querido está experimentando un período de dolor que parece durar más de lo que debiera, puede desear la ayuda de un consejero profesional, para que le ayude a través del proceso. Su médico puede ser una buena fuente de referencia o puede hablar con una autoridad religiosa (sacerdote, rabino, ministro etc.) para solicitarle consejo.

Cuando se proporciona ayuda al doliente:

Hay muchas cosas que puede hacer para ayudar a la persona doliente. éstas incluyen las siguientes:

  • Envío de tarjetas o flores.
  • Preparación de alimentos.
  • Cuidado de los niños.
  • Cortar el césped.
  • Contribuir a una causa importante para la familia.
  • Ofrecer transporte.

Usted también puede considerar lo siguiente cuando ayude al doliente:

  • Esté disponible. Algunas veces, los dolientes no quieren hablar o escuchar, tampoco quieren que usted hable o escuche, ellos únicamente quieren que se les haga compañía.
  • Permita que la persona exprese todas sus emociones, incluyendo la ira y la amargura - lo cual algunas veces puede ser expresado contra Dios.
  • Sea paciente y comprensivo pero no condescendiente. No pretenda saber cómo se siente la otra persona. No obligue al doliente a hablar o a expresar sus sentimientos si é ste no lo desea hacer.
  • No se preocupe por mencionar el nombre del difunto o de compartir algún recuerdo agradable mientras se encuentre en compañía de la persona doliente. Ellos también piensan en el fallecido, de manera que es aceptable y natural que mencione el nombre de la persona durante la conversación.
  • Recuerde que el proceso de dolor toma tiempo y es un proceso humano natural. No importa que tanto usted desea "detener el dolor", los dolientes deben soportar el proceso de dolor. Permítalos y ayúdeles a que pasen por este proceso.

Haz click aquí para ir a la página de
Los Recursos en la Red de La Salud en el Hogar, el Hospicio y el Cuidado de los Ancianos.

Proud sponsors

  • Indiana Fever
  • Indianapolis Indians
  • Indiana Pacers
  • Sarah Fisher Hartman Racing
  • Indy Eleven
  • Indy Fuel

Health and wellness shopping

  • Home Health Medical online store for medical supplies and equipment
  • Wellspring Pharmacy
  • FigLeaf Boutique
  • Jasmine gift shop